¿DE DÓNDE VIENE LA EXPRESIÓN ESTAR A DOS VELAS?

Estar a dos velas

Es lo mismo que estar sin parné, sin dinero. La procedencia de esta frase es incierta. El folclorista José María Sbarbi en su obra Gran diccionario de refranes, comenta acerca de esta expresión: “Como en las iglesias, después de terminadas las funciones religiosas, se apagaban todas las luces menos 2 que quedaban delante del sagrario, y como éstas alumbran poco para el espacio tan grande de aquéllas (las iglesias), puede decirse que quedan tristes y medrosas y, por lo tanto, se compara con el ánimo del individuo que no tiene dinero”. Al experto José María Iribarren esta explicación no le convence y sitúa el origen del dicho en las timbas y partidas de naipes antiguas, donde el banquero solía colocarse entre un par de velas. En este supuesto, dejar al banquero a dos velas o quedarse a dos velas equivaldría a dejarle sin un céntimo.

About these ads

5 pensamientos en “¿DE DÓNDE VIENE LA EXPRESIÓN ESTAR A DOS VELAS?

  1. Esa expresión, logró fortuna, por ser muy normal antaño, que en losl velatorio de los difuntos solían ponerles dos hachones o velas a la altura de la cabeza, de ahí que quedarse a dos velas es haber perdido todo, incluido lo mas valioso que es la vida.

  2. También esta expresión se refiere cuando un niño pobre se le caían dos velas de mocos, que nadie se la limpiaba.

  3. Podría tener su origen en la navegación, como otros muchos refranes. Después de un temporal o similar, quedarse con dos velas debía ser lo mínimo para navegar.

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s