CAPERUCITAS DEL SIGLO XXI

image

Esa Caperucita era  tan bella, tan independiente y, sobre todo, parecía tan segura de sí misma, que el lobo se escondía a su paso para observarla, intentando reunir el valor suficiente para abordarla y preguntarle que a dónde iba siempre con esa cesta, y con tanta prisa por ese camino del bosque…

El lobo, un día más, siguió con la duda. ¡Y lo que te rondaré morena! (nunca mejor dicho)

IMPARABLE (REGALAZO DE TERESA MARTÍN)

Hay gente que cuando la lees eres capaz de entrar dentro de ella, y pasear por entre los silencios que escribe, de pasear y angustiarte entre las pausas que no nos deja leer. A mí me pasa con esta poetisa maravillosa llamada Teresa Martín. Leyendo esto la veo subir a una ola -por fin -pero no puedo evitar encontrar un pozo de tristeza que no la deja disfrutar de este canto a la vida que ha escrito. Teresa, es lo mejor que te he leído.

Nada de lo que hagas
podrá parar
esta estación lluviosa.
La crecida del agua
estallando
en un millar de ríos.
No se puede frenar
a lo que brota;
no lo hace la distancia
entre las calles,
las aceras,
o acaso las barriadas
con sus números impares.
Nada detiene
los saltos imposibles,
que como latidos,
revientan en el suelo.
Nada impide la prisa.
Tal vez el miedo a nadar
uniendo piel con piel
y el desconcierto.
El temor a acortar,
rozar, ahogarse;
sin entender este juego
de nacer en tromba,
en violenta cascada,
que se acaba estampando
contra tu ropa.

Gracias Teresa “la poetesa”

NIÑOS DE VERANO

imageNo hay nada comparable a la infancia… Quizás, de entre todas las cosas, lo más parecido sea el verano ¿no crees?

En la infancia siempre es verano, aunque el calendario marque invierno u otoño, ya que los niños inventan el verano en cualquier lugar, en cualquier mes, y a cualquier hora.

Imagina que si hacen verano en el invierno, en el otoño, o en la primavera ¿qué no pueden hacer en el mismo verano? ¿requeteverano…?

En verano – de Junio a Septiembre – para ellos es verano desde que se levantan hasta que se acuestan… Y si ya están en la playa…

YO QUİERO SER NİÑO Y QUE SİEMPRE HAGA VERANO… Yo quiero ser un niño de verano. ¿Tú no?

CONFESIONES TARDÍAS

image

Ella siempre supo que era una chica guapa. Ella siempre supo que era una chica querida por sus amigos de instituto. Ella siempre supo que era una chica especial con la que todos – y todas – querían pasar tiempo. Ella siempre supo que era una chica de larga y envidiada melena. Lo que ella nunca supo era que durante mucho tiempo fue el secreto más guardado y más bonito que él tuvo…

Ahora sí lo sabe.