LA foto de ese niño

image

Con ese pequeño se nos ha ido ya el sueño que nos tenía con los ojos cerrados ¿O aún no? ¿hemos despertado ya del cruel letargo, reconociendo al fin que todos los inmigrantes no son sólo como fueron nuestros abuelos en el pasado, sino que son también como pueden serlo nuestros propios hijos en el futuro?

Ese niño merece que hagamos algo. Manifestémonos, exijamos que se les ayude.

lo de los sueños

image
Lo bueno de los sueños es que nunca acaban, nunca puedes detenerlos… Ni tú, ni nadie. Ellos son libres, como tu pensamiento. Por eso, cuando te duermes, dejas el cuerpo encarcelado en la cama, y ellos – sueño y pensamiento – se van juntos a la taberna del deleite, donde, con suerte, se beberán jarras frías de tu cuerpo caliente acompañadas por el maridaje perfecto de tus labios.
Al despertar, es al revés… Nos llevamos el cuerpo con nosotros pero dejamos prisioneros el pensamiento y los sueños, y allí los matamos lentamente… Aunque no siempre. Algunos afortunados, al despertar, los escriben rápidamente, cuando parte de su cuerpo aún no ha vuelto de las nubes de esa ficticia realidad, y así pueden guardarlos para siempre, sin que pasen a la categoría del olvido.
La suerte de estar despierto es que pronto será de noche otra vez… Así que descansa porque esta noche durará al menos un verano entero.