DOS MAÑANAS. escrito en el 2001

Sólo él sabía qué hacía allí arriba. Como también sabía lo poco que duraría el momento. Miró a ambos lados de su vida antes de hacerlo. Seguía sin encontrar nada donde agarrarse. Hacia un lado todo seguía latente, como si no hubiera acabado aún. Ella seguía besando a ese tipo siniestro, desnudándose el uno al otro, lamiéndose, tocándose… Desde ese día dejó de ser su jefe y su único amigo. Ahora es el marido de la única persona a la que odia. Hacia el otro lado el panorama era aún peor, todo estaba oscuro y no podía ver nada. Al cerrar los ojos, comprobó en su pecho desnudo que la mañana era perfecta, tímido sol de invierno y ligera brisa de poniente. Respiró profundamente y al exhalar desterró de su ánimo las últimas dudas. Abrió los ojos, esta vez era el mundo el que le observaba a él. Se aseguró de llevar bien atados los cordones, de tener cerrados los botones del pantalón, y de llevar el reloj de pulsera en hora. Las nueve, cero, cero. Era la hora a la que nació hacía ya demasiado tiempo.
Cuando por fin decidió saltar al vacío, lo encontró lleno.

josa 01

A ELEGIR

Aquella chica de trenzas rubias que lee y relee unos apuntes remarcados con rotulador “fosforito”, aquel puesto de trabajo que tanto se desea, aquella oferta de esa casa que dejaste pasar para más adelante, aquel triple que pretendías lanzar en el último segundo, aquella victoria casi definitiva…

…siempre hay alguien más rápido.