ZELUS

Todo tiene un límite, y tú, amigo mío, lo has sobrepasado ya, ¿sabes?.          La verdad es que no sé cómo haces para engañarla, a qué instintos animales apelas, pero tengo que acabar con ello antes de que te la lleves para siempre. Estás haciendo que se aleje de mí,que no haya pasión en nuestra cama, que deje de pensarme, que deje de acariciarme, de desearme… Ahora, por tu culpa, la cama sólo es un sitio de descanso para ella. Y cuando está despierta sólo piensa en ti. Yo ya no existo para ella. Y duele, duele mucho. Antes de ti no había nada mas que yo. Todas sus sonrisas, todas sus caricias, todo su ser era para mí, y jamás pensé que todo pudiera desaparecer tan deprisa.

Te he observado, y la he observado a ella. He oído cómo la llamas y visto cómo se levanta en silencio para no despertarme, para que no me entere de nada. Creyendo que no la veo abandona el lecho y, a medianoche, camina hacia ti, atraída por una fuerza sobrehumana que sólo ella es capaz de seguir.

Medio dormido, veo el camisón blanco reluciendo en la oscuridad como un fantasma. Alguna vez la he seguido en la oscuridad, he recorrido el pasillo tras ella, y me he quedado espiándoos desde la puerta de tu habitación.

Sí, mal amigo, he visto cómo la devoras, cómo sacias tu lujuria sin nombre, noche tras noche, sin importarte nada lo que yo pueda necesitarla. Y a ella tampoco parece importarle mucho mi  silencioso dolor. Ya ni me mira, ni se acerca, ni me busca con su mirada. Ahora, cuando se cruzan nuestros ojos, lo hacen por azar. Os he visto, escondido desde el pasillo, y reconozco que hay algo muy especial entre vosotros, algo que la aleja de mí.

Pero esta noche no. No la volverás a llamar. No me la arrebatarás de nuevo a la luz de la luna. Hoy no voy a dejar que se acerque a tu cuna.

LA GUITARRA

Cuando se compró la guitarra en Navidad no me lo podía creer. Ella, que nunca había soportado la música, quería aprender a tocar un instrumento. Fue entonces cuando decidió dar clases particulares. Estaba encantada, o eso decía ella, y parecía tomárselo muy en serio, pero yo nunca la veía practicar, ni tampoco quería tocar nada para mí.

Ayer, al llegar a casa, ella estaba en clase, pero la guitarra seguía allí. Fue entonces cuando comprendí que no la llevaba a clase porque no la necesitaba. En esas clases – que yo pagaba gustoso – la guitarra era ella.

TRES LETRAS DE LOS CERO. Y LUEGO DIRÁN QUE SABINA ES EL MEJOR POETA DE LA MÚSICA ESPAÑOLA…

HUELLAS
Faltan soñadores, no intérpretes de sueños, artistas del alambre, música de afilador.
A ti te mandan rosas y son de invernadero, a mí cartas de amor escritas en ordenador.

ZAPATOS DE PIEL DE CAIMAN
Una buena’canción protesta’, de esos ‘himnosgeneracionales’ abandonados en la cuneta de la buena música olvidada.Y
Os dirán no saquéis los pies del tiesto, conseguíos un disfraz
y disfrazaos de esqueleto cuando llegue el carnaval.

¿QUE FUE DEL SIGLO XX?
Escrita en 1.989 nos hace hoy mirar la vista atrás ypreguntarnos, como en aquel entonces, ¿qué coño pasó con el siglo XX?Una canción más actual hoy que cuando se escribió. Toda una lección de’hitoria contemporánea
¿Qué fue de King Kong, de los psicoanalistas o el Jazz? ¿Qué fue del siglo XX? Qué fue del da da, del big-bang y del no pasarán? Ya se han quedado atrás.

en word: tres-letras-de-los-cero

COMO DICE PACO CANTALEJO EN SU COMENTARIO: “Cuantos cubatas….esto… quería decir; !Cuantos recuerdos¡ ” (ASÍ ES NUESTRA RELACIÓN CON LOS CERO)

POR FIN ADIÓS

(I)

Primero pasarás sobre mi cadáver – le gritó ella, vencida por el desamor, cubriendo su cuerpo con los restos de la ropa rasgada, e intentando no respirar ese aguardiente vaporoso que le rodeaba. Por fin le plantaba cara en más de diez años de casados.

Nunca hasta ese momento había tenido ella la razón.

(II)

Quizás por eso mi destino estaba ya escrito. Morí pronto, no muy joven, pero si lo bastante pronto como para no tener descendencia. Eso será lo mejor para los posibles futuros yos. Morí. Pero esto lo escribo sin haber muerto aún. Sé que será hoy. Le oigo llegar. Otra vez borracho, y sé que así será lo dicho.

UNA SECCIÓN NUEVA EN LA QUE PUEDES COLABORAR. LOS PERSONAJES o ANTIPERSONAJES DE NUESTRA VIDA

QUIERO QUE HAGAMOS UNA LISTA DE PERSONAJES, FAMOSOS O NO, BUENOS O NO, CULTOS O NO, VIRTUOSOS O NO, GUAPOS O NO… QUE NOS HAYAN LLAMADO LA ATENCIÓN POR ALGO. PUEDE SER DIVERTIDO. PERO SOLO VALE PONER UNO POR DÍA. OS ESPERO.

Johannes Chrysostomus Wolfgangus Theophilus Mozart (josa) Federica Montseny (Nati) Mahatma Gahdhi (txomin) Victoria Kent (Elena) Wagner (J.Angel Madrid) Jiménez Losantos (anónimo que tiene que dar la cara) – María Zambrano (Kriss) – Burchard de Worms (Toño, Paco y Josa) -Zidane (Josa) – Iker Casillas (Rodri) – Supercoco (Txomin) – Luís Aragonés (txomin) – David Helfgot (Josa) – Mickey Mouse (Belencilla y Cruz) – La princesa de Éboli (Josa) – Xavi, Villa, Cesc… (Juani) – Materazzi, no Materassi (Jorge) – “El Nota” (Txomin, aprobado por Paco) – Mesalina (Paco) – Ana Mendoza de la Cerda, princesa de Éboli – Felipe II. Yo, la muerte – Santiago Ramón y Cajal (Paco Cantalejo)- EL HOMBRE DEL SACO (Josa) – Elizabeth Bathory – Charles Manson – Antonio Salieri – Antonio Pérez – Peter Plogojowitz

espero más personajes. ¿dónde? debajo, pincha en comentarios y pon el tuyo. Uno por día.

LA MÁQUINA EXPENDEDORA DE SENSACIONES

¿te imaginas que la vida fuera como una máquina expendedora en la que solo con echar una moneda pudieras elegir el sentimiento con el que quisieras vestirte en cada momento?

Nadie ni nada elegiría tu presente. Nada te impediría sentirte como tú quisieras sentirte.

Enamorarme… un euro; excitarme… otro euro; ser feliz… un solo euro; bueno, ¿pues qué te apuestas a que alguna vez pediríamos un sentimiento amargo, de desgracia?

¿Y para el que nos cae mal? También, sobre todo sabiendo que él podría también desearnoslo a nosotros. ¿Sentimos envidia antes de que ésta nazca?. Somos humanos. No tenemos arreglo.

¿Y si existiera otra máquina parecida pero a la que pudieras pedir para la persona que está contigo?… entonces, ¿qué pediríamos?.. .¿excitación?… ¿enamoramiento?… Seguramente excitación y lealtad. ASÍ SOMOS LOS HOMBRES… tan simples. A alguno se nos ocurriría pedirle felicidad, pero ahí entraría también nuestra propio y miserable inseguridad. ¿Y si le pedimos felicidad y no somos nosotros los hacedores de la misma?

Y así tendría que ser la vida. Una máquina expendedora de sensaciones. Y para el cobarde, al lado, otra máquina expendedora de tabaco.

TRAGICOMEDIA DEL QUE VIVE DEL CUENTO

Esto no os lo podéis tomar muy en serio. Es algo que escribí hace mucho tiempo en plan coña. Estaba aburrido, no tenía ganas de leer, ni de escribir, ni de ver la tele, Macu no estaba, no había niñas aún por aquí, y mi cabeza desvarió. Cuando me di cuenta estaba esto escrito. A mí me hizo gracia y es algo muy distinto a lo demás. Es algo así como un monólogo

“…Otro trabajo que recuerdo fue el del verano del 80. El tío, no sé cómo lo hacía, se lo pasaba de puta madre, pero al final le echaron porque no entendían su sentido del humor. El gerente le llamó a su despacho, y con esa cara avinagrada y ese gesto funesto, le dijo que no era un hombre serio para ese trabajo.
Los clientes no entendían sus bromas.
Bueno… hay más tanatorios – pensó – que os den por culo.
La gota que colmó el vaso fue su imitación del ventrílocuo. Hay gente con poco sentido del humor. Sobre todo las viudas. La capulla hasta le denunció.
Por suerte la justicia es lenta… ¡y menos mal!.
Le dijeron que tendría que ir a juicio. Después del susto de enfrentarse a una posible multa de más de treinta mil se puso a estudiar derecho, y , gracias a esa decisión, pudo ganar el juicio.
De paso le dio una alegría a su madre. ¡Ya tenía la maldita carrera universitaria con la que había soñado!…”

MÁS EN:

vivir-del-cuento