LA FINAL. Relato en dos versiones. La original, y la versión mini relato. No sé con cual quedarme.

Aquí os dejo otro relato. La verdad es que no sé si dejarlo como relato o como microrrelato. A lo mejor vuestra opinión puede ayudarme. La historia me gusta, y me gusta el final. Siempre empiezo las historias por el final. El primer amor de aquel verano…

Aquí os dejo un adelanto: “… Al siguiente verano la amé de nuevo en silencio, y al siguiente invierno, en el que no llegué a verla en ninguna ocasión, a la espera del caluroso verano donde sabía dónde podría encontrarla.

Nuestro amor sobrevivía gracias a no enterrar los recuerdos del verano que, por suerte, pronto llegaría.

Y llegó, pero vino solo, sin ella. Luego me enteré. Estaba de viaje en Londres. ¡Y todo el verano!.

Fue en ese verano cuando conocí a Malú, mi chica. Era guapa, divertida, fogosa. Fue ella quien me enseñó todo lo referente a esta condena que es el sexo para los hombres, y consiguió que me olvidara de ella… de ella y de todo.

Malú despertó en mí un ser que yo no había conocido hasta entonces. Y ese ser me gustaba. Por suerte, a ella también…”

versión original…………..la-final-al-final

versión microrrelato…..la-final-version-corta1

DOS JOYAS MUSICALES

DOS AUTÉNTICAS JOYAS

Pee Wee Crayton – “Early Hour Blues”
Buen disco del genial guitarrista precursor del estilo west-coast llamado Pee Wee Crayton. Grabado para la discográfica Blind Pig Records y publicado en 1999 recoge una serie de conciertos de los años 1983 y 1984, en los que interpreta temas fantásticos como el conocido “Barefootin” (que tambien tocara Johhny Winter), “Early hours” o “When I’m wrong”. Además cuenta con el atractivo de ir acmpañado nada más y nada menos que por Rod & Honey Piazza a la armónica y teclas respectivamente.

Ronnie Earl – “Healing Time”
Publicado en el 2000 para el sello Telarc, “Healing Time” contine una muy buena mezcla de blues, jazz y algo más,…de éste genial guitarrista, posiblemente de los mejores que hoy en día podamos escuchar. En éste disco hay temas buenísimos tales como la versión que hace del “catfish blues” de Muddy Waters, el más movido “lunch at R & M’s” (éste es de puta madre!), o “blues for Shawn“. Cabe destacarse la presencia de Mudcat Ward, aquel que tocara el bajo hace unos años con el genial Walter Horton…