UN ARTISTA ESPECIAL (microcuento)

CUENTOS (la noche que la luna salió tarde)

pintorDeja que te cuente la pequeña historia de un auténtico artista al que muy poca gente ha conocido.

Es la historia de alguien a quien tenía ahí, escondido como un secreto… guardado como un tesoro.

Los secretos, tarde o temprano, salen a la luz.

Esta que había escondida es la historia de un niño que se llamaba Juan, y era alguien distinto… especial.

¿Sabes qué es lo que le hacía tan especial?

Juan siempre tenía pintada una sonrisa en la cara.

Pero no sólo en la suya… Juan pintaba la sonrisa en la cara de todos los que le rodeaban.

microrrelato en pdf…………..UN ARTISTA ESPECIAL

Retrato nupcial de Isaac Abrahamsz Massa y Beatrix van der Laen. FRANS HALS

ARTE, MÚSICA (Qué fue del siglo XX)

Retrato nupcial de Isaac Abrahamsz Massa y Beatrix van der LaenTomando como referencia los retratos de Isaac Massa que se conservan en los museos de Toronto y San Diego, los expertos consideran que los protagonistas de este retrato doble serían Isaac Massa y su esposa Beatriz van der Laen, casados en 1622 por lo que podría tratarse de un retrato nupcial. También se ha pensado (Binder, 1914) que los modelos serían Dirck Hals, hermano del pintor, y su primera esposa, Anietje Jansdr. La obra recuerda al Autorretrato con Isabella Brandt pintado por Rubens, uno de los maestros más admirados por Hals. Las dos figuras se ubican en un paisaje, apreciándose a lo lejos unas villas campestres y una clasicista fuente, así como algunos templetes y estatuas, aludiendo a la naturaleza transitoria de la felicidad. Los pavos reales que observamos en el jardín serían una alusión a Juno, la diosa protectora del matrimonio. De alguna manera, el pintor desea reflejar una escena llena de amor, opulencia y lujo, elementos indicativos de la felicidad deseable a la pareja de recién casados. El estilo empleado por Hals corresponde a su primera etapa, interesándose por los detalles de los vestidos y las calidades de las telas, sin renunciar a mostrar la personalidad de sus modelos, en este caso la felicidad de los rostros de los desposados. El contraste entre tonalidades blancas y negras será un motivo de admiración para los impresionistas, especialmente Manet.