muertos%20vivientesEl rasgo más importante de las leyendas urbanas es su carácter internacional: la historia del submarinista que es recogido accidentalmente por una avioneta contra incendios y la cual lo deja caer sobre el fuego causando su muerte, se cuenta con mínimas variaciones en su estructura en distintos lugares de América del Norte, Europa y Australia, por citar sólo algunos sitios por donde circula esta leyenda.

Para que una historia ficticia se convierta en leyenda urbana es preciso que se difunda de forma anónima como verdadera y se convierta en fuente de información, potencialmente útil para prever o evitar hechos futuros.

La leyenda urbana puede inspirarse en cualquier fuente, pero incluye a menudo un elemento misterioso, incomprensible o chocante. Rara vez resulta posible localizar el origen preciso de una leyenda urbana. Cuando el investigador se enfrenta a una de ellas, se encuentra con varios relatos extendidos por distintas zonas, construidos a partir de un mismo esquema, pero adornados con detalles muy variados.

Las leyendas urbanas tienen una estructura más compleja (planteamiento, nudo y desenlace) que los chismes, rumores y bulos. No pretenden, como éstos, desacreditar a una persona en concreto, sino que abordan una “problemática” que afecta a muchas. La trama está urdida en función del desenlace, en el que a menudo se concentra el mensaje, al modo de la moraleja de una fábula.

La leyenda urbana suele contarse como si fuera un suceso verdadero o, al menos, verosímil. Ello exige que los personajes sean meros arquetipos anónimos, “un hombre”, “una mujer”, “una pareja” o “un conocido de un amigo”, el cual el narrador de la leyenda urbana no conoce personalmente, aunque situados siempre en escenarios concretos (una determinada ciudad, calle, país) que contribuyen a hacerla creíble. A menudo, el protagonista es un “amigo de un amigo”, relativamente cercano al oyente, pero no tanto que resulte viable consultarle sobre los hechos.

Desde finales del siglo XX, la difusión de las leyendas urbanas ha encontrado un aliado en la Red, integrándose en el llamado el Netlore [Folclore (lore) de la Red (net)].

6 comentarios en “LA LEYENDA URBANA

  1. oye, Vanesa, o como te llames, y tengas la edad que tengas (supongo que no llegas a los 16). Hasta para insultar hay que tener algo de cultura. Por lo menos has puesto la m antes de la b. ¿Pero te has preguntado que a lo mejor se escribe con v?
    ¡Analfabeta de la clase de zp

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .