ROBERT DE MASMINES (EL PRIMER RETRATO DE LA PINTURA FLAMENCA) 1425

1960.1Considerado uno de los primeros retratos autónomo de la pintura flamenca, la identidad del personaje representado ha sido objeto de especulación, pudiendo tratarse de Robert de Masmines, destacado militar al servicio de Felipe el Bueno. Llama la atención la presentación en primerísimo primer plano de la cabeza del personaje, atendiéndose a los detalles de su fisionomía, como la pronunciación de sus arrugas, la caída de los párpados o la barba y cabello. Sin embargo, la austeridad de la composición queda realmente compensada por la extraordinaria calidad del cuello de piel del abrigo.

JOSÉ LUIS LÓPEZ VÁZQUEZ

lopezCON ÉL REÍMOS Y LLORAMOS.

POR ESO, GRACIAS Y… DESCANSA EN PAZ

acertijo

interrogacionSe trata de un anciano que esta dormido, que se encuentra con su esposa (anciana tambien) la cual esta tejiendo. El viejo sueña que esta en la guerra y que lo van a matar cortandole el cuello. La vieja al verlo asustado, pasa su aguja de tejer sobre su cuello para despertarlo, y con esto, el viejo muere del susto. Pero, ¿por qué esta historia no puede ser verdad?

SER MÁS FEO QUE PICIO

Para ponderar la fealdad de alguien, suele decirse que es ‘más feo que Picio, a quien de feo que era, le dieron la Unción con caña, por lo asustado que estaba el cura’. Esto añaden los andaluces.

Sbarbi en su “Gran Diccionario de Refranes”, dice que Picio fue un zapatero, natural de Alhendín, y que vivía en Granada en la primera mitad del siglo último. Fue condenado a la última pena; hallándose en capilla recibió la noticia del indulto, y le causó tal impresión, que se quedó a poco sin pelo, cejas ni pestañas y con la cara tan deforme y llena de tumores, que pasó a ser citado como modelo de fealdad más horrorosa.

Sbarbi habló con personas que habían conocido a Picio. Y añade que éste se retiró a la villa de Lanjarón, de donde lo expulsaron porque jamás entró en la iglesia, por no quitarse el pañuelo con que cubría su calva. Entonces volvió a Granada, donde al poco tiempo murió.”

Personalmente, creemos que Picio no fue un personaje real, sino folklórico y ello por las siguientes razones:

1) Picio no parece ser un apellido usual en España, aunque sí existe en otros países (también cabe la posibilidad de que no se trate de un apellido, sino de un apodo o de un hipocorístico)

2) Existe en el País Vasco un personaje carnavalesco, llamado Pitxu, que presenta algunas coincidencias con el Picio granadino.

3) Es propio de los personajes del Carnaval, tanto en España como en el resto de Europa, morir y resucitar. En el caso de Picio, la muerte y resurrección se han sustituido por condena a muerte / indulto, pero ello no es de extrañar, ya que si se pretendía hacerlo pasar por un personaje real, no podía decirse que había muerto y resucitado.

4) La anécdota del cura que le da Unción con una caña es absolutamente inverosímil. Sin embargo, recuerda también a otro personaje propio del Carnaval, presente en multitud de lugares que lleva una caña en la punta de la cual hay atado un higo. En Cataluña se llama a este personaje “la figuetaire”y su labor consiste en agitar la caña ante los niños, que deben intentar coger la fruta sin usar las manos.

La primera documentación que conocemos de esta expresión se halla en la novela de Pedro Antonio de Alarcón, “El sombrero de tres picos”. El capítulo V de dicha novela se inicia con la frase “El tío Lucas era más feo que Picio”. Pedro Antonio de Alarcón nació en Guadix (Granada) y la novela fue escrita a mediados del siglo XIX.

Hay otra versión.Procede de Sebastián de Miñano (“Sátiras y panfletos del Trienio Constitucional”), obra escrita entre 1823 y 1845:

“Pero aun esto no es nada, si se compara con el mal pago que has dado a aquel anciano Picio, orador de hierro, fundador de templos fortificados, perseguidor de nombres gloriosos, imitador del dulce Robespierre y pretendiente a dictaduras y regencias.¿Cómo pudiste dudar de su ardiente amor a la justicia desde que le viste denunciar al propio alcaide de la prisión en que se hallaba por haber tenido la condescendencia de permitirle ciertos desahogos que él mismo había solicitado? ¿Qué juez no fue venal en su boca? ¿Qué eclesiástico no fue un hipócrita? ¿Qué militar no fue cobarde?¿Qué diputado no fue débil? ¿Qué ministro no fue un pastelero?”

Al parecer la persona que Miñano designa como Picio es Antonio Alcalá Galiano, político perteneciente al partido de los liberales “exaltados” y ferviente orador. Con respecto a su aspecto físico, Pío Baroja afirma (“Desde la última vuelta del camino”) que era “reputado por su elocuencia y por su fealdad”. La Enciclopedia Espasa, por el contrario, enumera entre sus dotes de orador su “esbelta figura”; el artículo va acompañado de un retrato del personaje (en su juventud) que parece contradecir la afirmación de Baroja.

CANDEAL (CUENTO DE HALLOWEEN)

terror6La carretera principal que va de Baltimore a Nueva York al llegar al kilómetro 12 se cruza con una importante autopista. Se trata de un cruce muy peligroso, y en muchas ocasiones se ha hablado de construir un paso subterráneo para evitar accidentes, aunque todavía no se ha hecho nada. Un sábado por la noche, el doctor Eckersall regresaba a su casa después de asistir a una sala de fiestas. Al llegar al cruce redujo la velocidad y se sorprendió al ver a una deliciosa jovencita, vestida con un traje largo de fiesta y haciendo autostop. Frenó de golpe y le hizo una señal para que subiera a la parte trasera de su descapotable.
– El asiento de delante está lleno de palos de golf y de paquetes – se disculpó. Y a continuación le preguntó:
– Pero, ¿qué está haciendo una chica tan joven como tú sola a estas horas de la noche?.
– La historia es demasiado larga para contarla ahora – dijo la chica.
Su voz era dulce y a la vez aguda, como el tintinear de los cascabeles de un trineo.
– Por favor, lléveme a casa. Se lo explicaré todo allí. La dirección es North Charles Street, número XX. Espero que no esté muy lejos de su camino.

El doctor refunfuñó y puso el coche en marcha. Cuando se estaba acercando a la dirección que le indicó ella, una casa con las contraventanas cerradas, le dijo:
– Ya hemos llegado.
Entonces se giró y vio que el asiento de atrás estaba vacío.
– ¿¡Qué demonios…!? – murmuró para sí el doctor.
La chica no se podía haber caído del coche, ni mucho menos haberse desvanecido.
Llamó repetidas veces al timbre de la casa, confuso como no la había estado en toda su vida. Después de un largo tiempo de espera, la puerta se abrió y apareció un hombre de pelo gris y aspecto cansado que lo miró fijamente.
– No sé como decirle qué cosa más sorprendente acaba de suceder – empezó a decir el doctor – una chica joven me dio esta dirección hace un momento. La traje en coche hasta aquí y…
– Sí, sí, lo sé – dijo el hombre con aire de cansancio -, esto mismo ha pasado otras veces, todos los sábados por la noche de este mes. Esta chica, señor, era mi hija. Murió hace diez años en un accidente de automóvil en ese mismo cruce donde usted la encontró…


DISCO DE HOY: DEBORAH COLEMAN “SOUL BE IT!!

folderSi tienes oportunidad busca algún disco de esta tipa. Este, en particular, es un concierto del año 2002. No te arrepentirás.

la tía canta bien, toca la guitarra bien, y hace una fusión muy buena. ¿Jazz, blues…?