LA ESPECIE PROTEGIDA, desvarío mental

DESVARÍOS MENTALES (tormentas imaginarias), RELATOS (la calle del viento)

“Hay gente que piensa que la magia no existe. Supongo que tendrán sus motivos. Hay otros que pasan la mayor parte de sus vidas pensando que solo pensar en ello es otra manera más de perder el tiempo. Pero los hay que, a pesar de no querer creer siquiera en ella, llega un día en que la ven nacer y, simplemente, alucinan.
Todo empezó una mañana de domingo, con un juego al que nuestro protagonista no prestaba mucha atención.
Él era de esos que dedicaban el último día de la semana a descansar, a pasarlo en casa leyendo el periódico o viendo la televisión. La semana había sido ya demasiado cansada como para andar preocupándose por otras cosas.
Mientras él leía el periódico del día anterior las dos que compartían su vida jugaban mirando a través de la ventana.
Nada buscaban. Tan solo veían a la gente pasear, y, sonriendo, las contaban.
– Doce, trece, catorce… – contaban mientras reían
– ¡mira… un perrito! – gritó la más pequeña, señalando al animal, clavando su dedo contra el cristal de la ventana
– ¡síííí… qué bonito!

TODO EN WORD……………………., LA ESPECIE PROTEGIDA

el nuevo anuncio de Pepsi en África (Messi, kaká, Henry, Drogba, Lampard)

Uncategorized

VINILOS DEL ARMARIO: Antonio Vivaldi: Cinco composiciones en torno a la Pasión de Cristo

Uncategorized

Antonio Vivaldi: Cinco composiciones en torno a la Pasión de Cristo

Antonio Vivaldi, siendo un músico de intenso temperamento dramático, no parece que escribiera mucho en torno a la Pasión de Cristo, aunque el capítulo no puede darse por cerrado porque se siguen encontrando nuevas obras suyas entre los fondos de las antiguas bibliotecas. Ese es el caso de las cinco obras que componen este disco, descubiertas hace ya algunos años entre los manuscritos de Turín, dedicadas al último episodio de la Pasión: un Stabat Mater para solo de contralto, dos breves cantatas de introducción al salmo Miserere y dos obras instrumentales (una Sinfonía y una Sonata a cuatro) intituladas “Al Santo Sepulcro”. Por cierto, esta grabación fue la primera que se hizo de las introducciones al Miserere.