COSAS CURIOSAS: NEAL CURRY Y EL OASIS EN MITAD DEL OCEANO

Uncategorized

El capitán Neal Curry, su esposa y sus dos hijos y una tripulación de 32 hombres, se hicieron a la vela en el buque de Curry Lara, desde Liverpool, Inglaterra, en 1881. En su travesía a San Francisco un violento incendio estalló a bordo y se vieron forzados a abandonar el navío frente a la costa occidental de México. Las tres lanchas de salvamento derivaron sin rumbo a través del océano Pacífico sin tener a la vista ni tierra ni otros buques. Muy pronto, la debilitante sed y el hambre abrumaron a los pasajeros y en muy poco tiempo siete personas quedaron inconscientes.

Una noche, mientras dormía, Curry soñó que el agua cambiaba de color del azul al verde. La probó y se percató de que era dulce y potable. cuando medio atontado forcejeó por despertarse, más débil de lo que jamás había creído posible, Curry quedó asombrado al observar que el agua que rodeaba al conjunto de los botes salvavidas era también verde. Y tal y como había previsto en su sueño, reunió la fuerza suficiente para introducir un contenedor en el océano. tras sacarlo, alzó el agua hasta sus labios. y, como era previsible, el agua resultó dulce y bebible.

Tras permanecer en las embarcaciones de salvamento durante 23 dias, despues del abandono de su quemado navio, el capitan Curry, su familia y tripulacion desembarcaron en la costa mexicana.

A causa dl misterioso oasis de agua potable en el centro de un oceano de agua salada, que  habian descubierto en medio del oceano, se habian salvado 32 personas.

Tiempo después  se hizo a la mar en otro buque de su propiedad, despidiendose de su esposa y diciendole que hasta que no encontrara aquel oasis perdido en el mar, no regresaria.

Tomando pues, rumbo hacia a la mar en dia 27 de abril de 1974, el capitan Curry, jamas regreso a tierra y hasta el dia de hoy, su esposa y tripulacion, se preguntaran si habara encontrado aquel oasis y habra hecho de el, su nuevo hogar. Curry fue dado por desaparecido, y hasta el dia de hoy su esposa e hijas lo esperan impaciente.