EL CUENTACUENTOS relato corto en Sevilla la Nueva

“…Así comienza la historia de uno de esos extraños personajes que deambulan por el mundo sin otro rumbo que el que el día a día les vaya marcando. Es la historia de uno de esos seres que son capaces de vivir de espaldas al reloj, y a cualquier tipo de calendario, y que se alimentan de los demás, pero no de forma parasitaria, sino entregándoles más de lo que reciben. El personaje de nuestra historia se dedica a ir contando historias a los demás. Es un cuentacuentos… Ni más ni menos.

Pero este cuentacuentos no era uno más, como tantos que hay por el mundo. Este nuestro cuentacuentos era especial ya que conocía tantas historias que podría estar todo un día contándolas sin parar un solo segundo… Ni siquiera para comer o beber. Aun así, a pesar de tener miles de historias dibujadas en su cabeza – parecía guardar una en cada pelo – no sabía todas las que quisiera. Siempre le faltaba alguna, sobre todo esa que nadie más que él podría llegar a contar.

Nuestro amigo era un hombre extraño, solitario, de esos a los que se les tacha de “raros”, y su aspecto, siempre descuidado, imposibilitaba la tarea de encontrarle una edad propicia. Unos pensaban que ya había pasado de la treintena… otros que ya había vivido la cuarentena. En cambio, los niños le veían como uno más de ellos… Si acaso, un poco más alto y con arrugas. Vivía en un bonito y pequeño pueblo, cercano a la capital, de amplias plazas y jardines donde los niños y niñas jugaban todas las tardes después del colegio…”

todo en word…………………..EL CUENTACUENTOS

¿mi cuadro favorito? ¡qué difícil!

Ayer me preguntaron que cuál sería mi cuadro favorito. ¡Qué difícil! Hay tantos que sería imposible. ¿Velázquez, Vermeer, Degas, Brueghel el viejo…? ¿con cuál quedarse? imposible, pero este desnudo siempre me ha gustado mucho, a pesar de no ser un gran admirador de Dalí.

Líneas firmes y a la vez suaves contornean el torso tibio, mientras matices color piel, resaltan el cabello castaño oscuro. Destacan los pliegues blancos de la sábana, testigos del encuentro. La enigmática, era la esposa de su amigo el poeta Paúl Eluard. Cuando Dalí y Gala se conocen, se enamoran. Amantes primero, esposos después. Esta pintura fue hecha en 1960. Dalí comienza a pintar sus primeros desnudos alrededor del 1921, pero entre 1923-1926 los realiza bajo la influencia del pintor Ingres. Las modelos eran: su prima Montserrat y su hermana Ana María. Ésta última publica un libro dando íntimos detalles de dichas sesiones; acción que irrita sobremanera a Dalí, quien jamás la perdona. En 1940-1948, Dalí y Gala huyen de la Europa ardiente, y buscan refugio en USA. En 1941 Dalí presenta en New York, su primera exhibición en el Museo de Arte Moderno. 33 años más tarde abriría el Teatro Museo en Figueres, España. La magnífica obra de Dalí logró dar libertad a la expresión del espíritu, tan necesaria para dar rienda a los diferentes planos de la imaginación, como pregonaba Andrés Bretón. Gala fue su modelo predilecta, el amor que Dalí sintió por ella era obsesivo, de literatura. Compartieron 54 años de amor con sus alegrías y sinsabores.

LA NIÑA QUE NO SABÍA TANTO. Cuento de mi amiguita África.

África es una amiguita que tengo. Estudia en el Duque de Rivas (para los que digan que allí no se aprende) y mirad qué cosa más bonita ha escrito y me ha mandado. Ah, África cumple 9 años este año y está en tercero de primaria.

Gracias África. Sigue siendo  tan así como tú eres

pincha aquí y lee el cuento. Es una hoja…………………..afri0

GALA Y DALÍ

Dalí conoció a Gala en 1929, hija de un abogado ruso y compañera del poeta surrealista Paul Eluard. La vio por primera vez en la terraza del hotel Miramar, en Cadaqués, junto a su marido. Quedaron en encontrarse a la mañana siguiente, en la playa. Dalí decidió prepararse para el encuentro. Se abrió y arremangó la ropa para hacer resaltar su bronceado. Se puso al cuello un collar de perlas y en la oreja un geranio rojo. Se hirió al afeitarse la axila y se embadurnó el cuerpo con su propia sangre, a la que agregó estiércol de cabra y aceite. Pocos meses después, profundamente enamorados, se fueron a vivir juntos. Desde aquel momento. Gala será para Dalí amante, amiga, musa y modelo (aparece por primera vez de perfil, en “El gran masturbador”, de 1929).

LA ATLÁNTIDA

La única descripción de la Atlántida que nos ha legado la antigiiedad es obra del filósofo griego Platón, y data de 347 ac. Pero ni siquiera Platón es un testigo de primera mano; el filósofo no hizo más que repetir los relatos escritos por un viajero ateniense, Solón, quien a su vez repetía lo que había oído contar a los sacerdotes egipcios. La historia relatada por Platón indica que la Atlántida era una gran nación, pero que entró en un período de decadencia; su pueblo, entonces, cayó en abominables formas de corrupción y se mereció así un terrible castigo. “En un día y una noche”, la isla entera, de 560 kilómetros de anchura, fue destruida por una catástrofe de gran magnitud. La isla fue destrozada por una explosión volcánica a la que siguió un maremoto de tal suerte que en veinticuatro horas desapareció bajo el mar.
Según Platón:
“En el centro de la isla (Atlántida) extendíase una llanura. reputada como la más bella y fértil de todas las llanuras. Y, casi en el centro de esta planicie se levantaba una colina, no demasiado alta. Alrededor de la colina, como ruedas de carro, aparecían dos anillos de tierra, rodeados de tres anillos de mar. En el centro de la colina estaba situado un santuario consagrado a Poseidón y a Cleito; rodeaba al templo un muro de oro. que estaba vedado traspasar. Otro templo, dedicado sólo a Poseidón, estaba hecho enteramente de plata, excepto las estatuas, que eran de oro. Dos fuentes, una cálida y otra fria, proveían a la isla de ilimitadas cantidades de agua; junto a ellas se habían construido cálidas termas, destinadas a los reyes y a los plebeyos, a las mujeres y a los caballos. En los anillos exteriores de tierra se asentaban los astilleros y los puertos, rodeados por un muro denso de edificios, de casas. De esta área, donde vivía una población muy numerosa, surgía un constante estrépito de voces y ruidos, durante el día tanto como durante la noche. Más allá se extendían las llanuras, donde alcanzaban la perfección esas aromáticas sustancias que también hoy produce la tierra y están hechas ya de raíces, ya de hierbas, de árboles, flores o frutos. Todo esto producía en abundancia aquella isla santificada, cuando aún estaba bajo el sol.” Tomado de “Critias y Timeo”, de Platón.

NO SABER NI JOTA, ¿DE DÓNDE VIENE ESTA EXPRESIÓN?

No saber ni jota

Según el diccionario, no saber una jota o no saber ni jota se aplica a toda persona que es muy ignorante en una materia determinada. Este modismo alude a la letra jota y a sus antecesoras, la iod hebrea y la iota griega. Así nos lo cuenta el lingüista García Blanco en su obra Filosofía vulgar. El folklore andaluz (1882-83): “Era y es la iod hebrea, caldea y satírica la letra más pequeña de las 22 que usaban aquellos idiomas; era además en hebreo el principio o el primer trazo de toda letra, como puede verse en cualquier diccionario o gramática de aquellas lenguas: la jota española o castellana es la iota griega en cuanto al nombre, y ésta es la iod hebrea. Decir, pues, no sabe ni jota equivale a decir no conoce ni sabe la más pequeña letra, no sabe hacer el primer perfil o trazo de ninguna letra pequeña, es un ignorante.”

ALVIN LEE. THE BLUEST BLUES, una guitarra que llora

Alvin Lee y su The bluest blues. Una de las canciones más tristes y con una guitarra que llora. ¡No te la pierdas! Dale al play y cierra los ojos.