EL CUENTACUENTOS (Sevilla la Nueva)

En todos los pueblos del mundo – hasta en el mismo Vellosillo – hay un personaje de estos, cuya
historia es digna de ser contada.
El pueblo donde sucedió esta historia podría ser un pueblo cualquiera, de una región cualquiera,
incluso de un país cualquiera… Después de todo, un pueblo solo necesita gentes, y de eso hay en
todos los pueblos del mundo.
Las siete campanadas del nuevo reloj del ayuntamiento invitaban a la noche para que acudiera sin
miedo y se hiciera dueña de un nuevo día que ya perdía su vigor.
En la plaza de los arcos apenas si quedaban cuatro o cinco chavales correteando alrededor de un
tobogán de varios colores, con escaleras, e incluso con pasarelas que se comunicaban entre sí
formando pasillos multicolores.
Una de las madres de esos niños descansaba, sentada en el viejo banco de maderas marrones
mientras estiraba sus piernas doloridas. La oronda panza, y esa cara impregnada de cansancio y,
sobre todo, de melancolía, presagiaban una nueva vida.
La otra mamá caminaba detrás de su hija pequeña que, aunque apenas se podía mantener en pie tres
pasos seguidos, no dejaba de moverse de un lado a otro siempre amenazando con caerse.
La mamá correteaba tras ella, con sus manos estiradas y dispuestas para recogerla, mientras hablaba
por un teléfono oculto entre su oreja derecha y el hombro.
Una cigüeña volaba bajo – tanto que casi les hizo agachar – hasta llegar a su nido, situado en una de
las torres de la Casa Grande, de donde un hombre joven salía con su hijo y con sendos libros bajo el
brazo. Los dos miraron la cigüeña emocionados.
¡Mira papi, lleva ramas para su nido! – dijo el zagal mientras el papá encendía un cigarro y aspiraba
profundamente.
¡Cuánto tiempo sin fumar! – pensó mientras miraba la cigüeña y recordaba el último cigarro, ese que
había fumado antes de entrar en la biblioteca…”

TODO EL RELATO…………..pdf….el-cuentacuentos


TODO EL RELATO…………..word…el-cuentacuentos

Anuncios

17 comentarios en “EL CUENTACUENTOS (Sevilla la Nueva)

  1. qué bonito. Aún estoy triste. Esto no se hace en horas de oficina.
    Qué bonito también que lo hayas ambientado en nuestro pueblo. La peluquería de Miguel, el Día, la librería, el locutorio, la plaza, la pastelería, la librería y todo eso.
    Viva Sevilla la nueva

    Me gusta

  2. Pingback: Sevilla la Nueva » Blog Archive » El cuentacuentos…
  3. no conozco a la gente que has descrito, ni a ti, pero seguramente me las he encontrado muchas veces por este precioso pueblo. Gracias Josa (¿chico o chica?) porque me ha parecido estar paseando por la plaza de los arcos y por la de Sevilla. Y el bar que describes ¿cuál es? no lo conozco

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s