LA MAREA ROJA. Relato sucedido durante mundial de fútbol

aquí os dejo un relato que nació después de pasar a semifinales.

Esa mañana, cuando oyó por la radio que ese sería el día de la gran marea roja, pensó
que sería otra cosa.
El himno de su país – que otrora no se oía casi nunca – no dejaba de sonar en la radio.
Incluso en los coches que pasaban frente a su casa se oía esa música que siempre le
había acompañado, desde que nació. Alguno, incluso tocaba el claxon al ritmo de la
música.
Los presentadores parecían eufóricos, casi ebrios, y no dejaban de hablar del pase a la
gran final del campeonato mundial de fútbol.
Por lo visto, era la primera vez en la historia que podía pasar, y la ocasión había que
disfrutarla para alejar así el pensamiento de esa maldita crisis que azotaba al mundo y
de la que se hablaba constantemente.
El calor no invitaba a seguir en la cama, y los ronquidos de su marido tampoco.
Tenerle allí al despertar no era algo cotidiano, y hubiera querido disfrutar de él, como
hacían cuando eran más jóvenes.
Además, eran ya demasiadas las mañanas compartidas en ese lecho como para atreverse
siquiera a amenazar al calor con un duelo carnal de los que hacía mucho que no
disfrutaba. El sudor de su propio cuerpo le hizo tomar definitivamente la decisión.
Al ritmo del himno nacional se levantó de la cama, se calzó en sus chanclas y salió de la
habitación.
Ese once de Julio sería un día muy especial, de esos que se llaman señalados, de los que
nunca se olvidan y que siempre, cada cuatro años, serían recordados por muchos.
Ese día pasaría a la historia. Ese era el día de la marea roja… de la maldita marea roja.
Ella, que sabía de lo especial de ese día para sus tres varones, se levantó bien temprano
para hacer todo más emocionante e inolvidable.
Un día como ese no podía ser como otro cualquiera, y tenía que ayudar a hacerlo mejor.
Esa mañana se levantó antes de que sus varones lo hicieran, desayunó sola en la cocina,
y se marchó sin decir nada al centro comercial situado en un pueblo cercano.
Era uno de los primeros días de Julio, cuando el calor no avisa y golpea en el mentón, y
cuando las calles se vuelven tristes sin razón alguna.
En realidad allí no había razón alguna, ni nada parecido… El calor era así, y alejaba la
gente de las calles, convirtiéndolas en decorados de películas de serie B.
Antes de llegar al coche solo vio una persona a lo largo de la calle, que parecía
demasiado larga y solitaria para recorrerla. Le dio hasta miedo mirar atrás y ver su casa
con las ventanas bajadas…

TODO EN PDF…………….LA MAREA ROJA

Anuncios

Autor: josamotril

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

3 comentarios en “LA MAREA ROJA. Relato sucedido durante mundial de fútbol”

  1. Ay Josa, Josa, Josa
    eres un auténtico canalla. Has conseguido sacarme una lágrima con el relato, y sabes que no es muy fácil. Este relato me ha hecho daño, y conociendote como te conozco ya creo que debo darte la enhorabuena

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s