HOY ES EL DÍA MUNDIAL DEL PROFESOR. MI HOMENAJE

A mí me gusta la palabra maestro. Me gusta más que profesor. Es como más cercana, más humana, y menos formal. El ejemplo sería: “Don José Cecilia es un gran maestro” y “Don Fernando, el viejo profesor”

Un maestro, (del lat. magister, -tri) es una persona a la que se le reconoce una habilidad extraordinaria en una determinada área del saber, con capacidad de enseñar y compartir sus conocimientos con otras personas, denominadas discípulos.

Felicidades a todos los maestros. No ganaréis mucho dinero pero estaréis pagados eternamente (aunque solo sea por el cariño y el agradecimiento que, casi siempre, llega tarde. Pero llega)

Gracias a todos los maestros que tuve en el Colegio San Antonio de Motril, a los del Instituto Julio Rodríguez, y a los de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada.

EL MAESTRO (desvarío mental)

UN PEQUEÑO HOMENAJE A LOS ANTIGUOS MAESTROS EN FORMA DE RELATO CORTO.

Aquí estoy, caminando hacia ti, mi amor – dijo el viejo profesor, mirando al cielo, mientras era conducido por los dos militares hacia el patio donde se encontraría con el vil garrote.

El cielo era tan gris como los trajes de los dos agentes, que ni siquiera le miraban, empujándole con la culata de sus fusiles para que andara más deprisa. En el medio del patio estaba esa tétrica silla de maderas ennegrecidas. A su lado un cura, a quien conocía de sobra, el director de la prisión, y ese alcalde siniestro, que había llevado allí a su hijo Paquito para que viera todo. El cansado maestro miró al niño y sintió pena. El niño no sintió ninguna y sonrió maliciosamente.

Ahí voy, mi amor, para cuidar de ti en la muerte como no fui capaz de hacer en vida – dijo a su difunta esposa, mirando al cielo y recordando cómo la habían matado y violado durante los más de tres años que él pasó en prisión, detenido por llevar la contraria a un alumno mal educado, pero con muy buenas influencias.

– ¿Quién descubrió América? – le preguntó ese día en clase

– el Generalísimo, por la obra y gracia de Dios

– no, Paquito – le dijo sonriendo – fue Cristóbal Colón

– ¿insinúa usted que nuestro Generalísimo no es tan importante como para descubrir América?

– yo no insinúo nada – le dijo muy serio – solo digo que no fue él quien la descubrió, sino Colón

– pues yo le digo a usted que es el Generalísimo el más poderoso e importante de todos los hombres, y fue él quien descubrió también América, y no ese Colón como usted dice, maldito rojo. Si ya lo dice mi padre, que usted es un rojo y un comunista

– ¡Sal ahora mismo de clase!

– sí que me voy – le dijo el niño, con mirada asesina – voy a decirle ahora mismo a mi padre que usted ha insultado al Generalísimo.

Para su desgracia – pensaba el cansado maestro, sintiendo ya la opresión del garrote  sobre su cuello – ningún niño fue capaz de contradecir a Paquito, el hijo del señor alcalde.

Allá voy, amor mío, por fin podré descansar en paz y cuidar de ti en la muerte como no fui capaz de hacer en esta vida – dijo, mirando al niño y sonriéndole, intentando demostrarle que nada tenía contra él. Paquito, como él mismo, no era sino una víctima más.

GRACIAS A UN ANTIGUO PROFESOR: GARCÍA MONTERO

García Montero fue profesor mío en primero, en la Universidad de Granada. Fue un maestro espectacular. Aquí un poema suyo. Ah, y gracias.

Y gracias también a Don José Cecilia Lafuente, el mejor maestro que tuve.

Está solo. Para seguir camino
se muestra despegado de las cosas.
No lleva provisiones.

Cuando pasan los días
y al final de la tarde piensa en lo sucedido,
tan sólo le conmueve
ese acierto imprevisto
del que pudo vivir la propia vida
en el seguro azar de su conciencia,
así, naturalmente, sin deudas ni banderas.

Una vez dijo amor.
Se poblaron sus labios de ceniza.

Dijo también mañana
con los ojos negados al presente
y sólo tuvo sombras que apretar en la mano,
fantasmas como saldo,
un camino de nubes.

Soledad, libertad,
dos palabras que suelen apoyarse
en los hombros heridos del viajero.

De todo se hace cargo, de nada se convence.
Sus huellas tienen hoy la quemadura
de los sueños vacíos.

No quiere renunciar. Para seguir camino
acepta que la vida se refugie
en una habitación que no es la suya.
La luz se queda siempre detrás de una ventana.
Al otro lado de la puerta
suele escuchar los pasos de la noche.

Sabe que le resulta necesario
aprender a vivir en otra edad,
en otro amor,
en otro tiempo.

Tiempo de habitaciones separadas.

MAESTROS FAMOSOS DE LA TELE

Lydia Grant (Debby Allen) Además de ser la profesora de baile, era la coreógrafa de la serie fAME y dirigió 11 episodios desde 1984 hasta 1987. Dinámica y exigente, hacía trabajar duro a sus alumnos y se hizo famosa su frase: “Buscais la fama, pero la fama cuesta, pues aquí es donde vais a empezar a pagar…con sudor”. Pero también era la primera en ayudar cuando había problemas y plantar cara a la dirección del centro.

El director Skinner, y la Sita Krabaple (carapapel) de Los Simpsons deben de ser unos de los maestros más famosos y longevos de todo el mundo. “Multiplícate por cero”

¿Os acordáis del profesor Jirafález, también llamado maestro longaniza, quien más fama ha dado al personaje de un maestro en la pantalla chica. Su paciencia para educar casi siempre era superada por la ignorancia del Chavo del Ocho.

el profesor Charles Xavier ha sido una figura de la cultura pop. Su apellido es el que da origen al nombre de los X Men.

y recuerdo a otro,  El director Belding de la serie Salvados por la campana (Zak Morris) es uno más de los maestros más inocentes y buenos que se recuerdan

Benjamin Shorofsky (Albert Hague) El profesor de música y uno de los personajes más entrañables de la serie FAME, era divertido e irónico a la vez.

FRASES PARA ANIMAR A LOS MAESTROS EN SU DÍA

  • Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida. (Pitágoras)
  • Hay dos tipos de educación, la que te enseña a ganarte la vida y la que te enseña a vivir. (Antony de Melo)
  • Educar en la igualdad y el respecto es educar contra la violencia. (Benjamín Franklin)
  • El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para se gobernados por los demás. (Spencer, Herbert)
  • La educación no crea al hombre, le ayuda a crearse a sí mismo. (Maurice Debesse)
  • Enseñar es un ejercicio de inmortalidad. (Ruben Alves)
  • Es detestable esa avaricia espiritual que tienen los que, sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos. (Miguel de Unamuno)
  • El buen maestro hace que el mal estudiante se convierta en bueno y el buen estudiante en superior. (Maruja Torres)
  • El objeto más noble que puede ocupar el hombre es ilustrar a sus semejantes. (Simón Bolivar)
  • El principio de la educación es predicar con el ejemplo. (Turgot)
  • Una cosa es saber y otra saber enseñar. (Cicerón)
  • A las plantas las endereza el cultivo; a los hombres, la educación. (Jean J. Barthélemy)
  • Tan solo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él. (Kant, Emmanuel)
  • Cuando el pueblo es tan numeroso, ¿Qué puede hacerse en su bien? Hacerlo rico y feliz. Y cuando sea rico ¿Qué más puede hacerse por él? Educarlo. (Confucio)

PROFESORA ENTRETENIENDO A SUS ALUMNOS (STREAPTEASE)

¿Clases divertidas? ¿Que los profes son aburridos? mirad lo que hizo esta profe de Hungría para entretener a sus alumnos. Yo creo que más no se puede hacer…

JUGUEMOS AL DICCIONARIO: CATE

La idea de este juego, como creo que ya sabes, es intentar saber el significado de una palabra rara ayudándonos de una frase. Hoy, la palabra es CATE.

Cuando el padre vio los tres “cates” que traía su hijo tuvo que contenerse para no darle otro ídem.