EL MEJOR DE LOS AMIGOS

mujer desnuda nadando
Siempre que tenía un problema, una inquietud, una preocupación, o llámale como quieras llamar a eso que te consigue quitar el sueño, acudía al mismo amigo. ¡Mira tú que tenía buenos amigos! Pero ninguno como él. Él siempre me escuchaba en silencio, sin molestar, susurrándome tranquilidad y sosiego. Era único para eso. Era el único ante el que me descalzaba como cuando era un niño, el único ante el que era capaz de desnudarme, y el único al que podía contarle todo sin ningún miedo… ¡Todo!
Y lo hacía porque siempre sabía su respuesta mágica. Siempre que llegaba ante él, me desnudaba, me adentraba en él, y le contaba lo que me pasaba, él siempre respondía lo mismo…
– ¿Qué puedo hacer para arreglar esto? – le preguntaba siempre, comenzando a sonreír, esperando su respuesta. Entonces me sumergía en su pensamiento y escuchaba su respuesta:
– Nada – me decía. Y eso hacía yo… Y siempre me sentía mejor. Era la magia de ser niño, y de tener como mejor amigo al mar.

EL CASTILLO DE BRAN (El verdadero castillo de Drácula)

¿Quién no ha disfrutado como un enano con las historias y películas de Drácula? A mí me encantaban.

Cerca de Braşov, se encuentra el Castillo de Bran, inspiración para que Bram Stoker diseñe la vivienda del conde vampiro. La fortaleza fue mandada a construir por los caballeros teutónicos en 1212, cuando se trasladaron desde Palestina hasta el Reino de Hungría, y reconstruida en 1378. Lo cierto es que la leyenda de Drácula se hace presente en torno a Vlad Draculea, el Empalador, gobernante famoso por sus sanguinarias técnicas de tortura. La realidad es que nunca pudo comprobarse si Vlad el Empalador residió en el Castillo de Bran o no. La mayoría de las versiones indican que sólo pasó dos días allí, en la mazmorra, cuando la región era dominada por los otomanos. En la actualidad, la edificación se encuentra abierta al turismo y es una importante fuente de ingresos para Rumania. Ubicado en Bran-Rucar, una antigua carretera entre Transilvania y Valachia, es propiedad del multimillonario Roman Abramovich, luego de que éste se lo comprara al archiduque Dominic de Hagsburgo. Además de su maravillosa arquitectura gótica, los viajeros pueden disfrutar de elementos medievales, esculturas y distintos objetos artísticos que alberga en el museo que funciona en su interior. Bosques, ríos y valles son el contexto perfecto para el edificio. Como si la inquietante presencia de Drácula no fuera suficiente, otro mito ronda por sus pasillos. Hay quienes aseguran que los niños seducidos por la melodía del flautista de Hamelín fueron trasladados hasta la región, e introducidos en el Castillo de Bran a través de grutas subterráneas.

YA CUANDO NACIÓ (segunda parte de YA CUANDO NACÍ)

Aquí os dejo la segunda parte de YA CUANDO NACÍ. La otra parte. Lo que pensaba él.

Las tres y media de la madrugada, y aún sigo aquí, sobre mi cama, aún vestido, aún con los zapatos puestos, y, de nuevo – tras más de cinco años sin hacerlo – fumando. Lo que no aparece es el valor que necesito para llamarla.

¿Qué hago? ¿le respondo o no? ¿y qué le digo?… ¿Que la amo?… ¿Cómo puedo decírselo ahora, después de todo lo que ha pasado, y después de la forma en que me ha echado de su casa?. En sus ojos he visto miedo, dolor y, sobre todo, desasosiego. Y yo no puedo hacerle más daño del que ya ha sufrido. Ella no lo merece, y menos por mi parte, ya que siempre he estado protegiéndola desde la sombra, aunque ni ella misma fuera capaz de percibirlo.

Ya cuando nació sentí la necesidad de cuidarla, de protegerla, y, sobre todo, de hacerla como algo mío. En realidad no lo recuerdo, pero sé que tuvo que ser así.

Fue ella la primera persona con la que compartí aquel osito de peluche que tanto me gustaba, y que a nadie le dejaba – ni siquiera a mamá. Unos días después, se lo regalé. Ni en ese mismo momento comprendí porqué lo hice… Lo entendí más tarde, cuando fui capaz de comprender otras muchas cosas que antes escapaban a mi entendimiento.

Fue ella también mi primera compañera de colegio. Aún recuerdo cómo íbamos cogidos de la mano, vestidos con ese babi azul y blanco, con nuestras carteras de cuero colgadas de la espalda, y con esas bolsitas de galletas ovaladas que tanto nos gustaban.

En el colegio le corregía los deberes para que la profesora no le regañara. Ninguna de las dos lo supo nunca.

Fue también ella la damisela a la que tuve que defender en el mundo salvaje que era aquel parque situado detrás de nuestra casa, donde niños y niñas se empeñaban en quitarle sus juguetes favoritos. Yo, nunca lo permití…”

 

en pdf……….Ya cuando nació blog

 

MÚSICA CON MAYÚSCULAS: CHICK COREA Y HIROMI

mira y escucha. Es una pasada… Es magia

DETALLES DE UN CUADRO: EL NACIMIENTO DE VENUS

esa cara es espectacular. Su dulzura, su belleza, su melancolía. Pues esa cara la he visto yo fuera de ese cuadro.

¿CÓMO SE LLAMABA EL INSTRUMENTO QUE TOCABA EL AFILADOR?

Todos hemos visto, cuando niños, a los afiladores recorriendo las calles. En Motril les recuerdo con su vieja bicicleta donde cargaban su piedra afiladora, pero también recuerdo esa especie de “armónica” que tocaban para avisarnos de su llegada.

piruriiiiiiiiiiiiii…. pirurí… ¡El “afilaor”… que llega “el afilaor”!

¿Sabes cómo se llama ese instrumento que tocaban?

CHIFLO

LAS CHICAS DE MI INFANCIA (TELEVISIÓN)

recuerdo a la profesora Sherwood, de Fama (con su dulzura), a Diana, de V (ya me hacía mayorcito), y, sobre todo a estas chicas (las tres me gustaban y no podía elegir a una como hacían los demás)