YA CUANDO NACIÓ (segunda parte de YA CUANDO NACÍ)

Aquí os dejo la segunda parte de YA CUANDO NACÍ. La otra parte. Lo que pensaba él.

Las tres y media de la madrugada, y aún sigo aquí, sobre mi cama, aún vestido, aún con los zapatos puestos, y, de nuevo – tras más de cinco años sin hacerlo – fumando. Lo que no aparece es el valor que necesito para llamarla.

¿Qué hago? ¿le respondo o no? ¿y qué le digo?… ¿Que la amo?… ¿Cómo puedo decírselo ahora, después de todo lo que ha pasado, y después de la forma en que me ha echado de su casa?. En sus ojos he visto miedo, dolor y, sobre todo, desasosiego. Y yo no puedo hacerle más daño del que ya ha sufrido. Ella no lo merece, y menos por mi parte, ya que siempre he estado protegiéndola desde la sombra, aunque ni ella misma fuera capaz de percibirlo.

Ya cuando nació sentí la necesidad de cuidarla, de protegerla, y, sobre todo, de hacerla como algo mío. En realidad no lo recuerdo, pero sé que tuvo que ser así.

Fue ella la primera persona con la que compartí aquel osito de peluche que tanto me gustaba, y que a nadie le dejaba – ni siquiera a mamá. Unos días después, se lo regalé. Ni en ese mismo momento comprendí porqué lo hice… Lo entendí más tarde, cuando fui capaz de comprender otras muchas cosas que antes escapaban a mi entendimiento.

Fue ella también mi primera compañera de colegio. Aún recuerdo cómo íbamos cogidos de la mano, vestidos con ese babi azul y blanco, con nuestras carteras de cuero colgadas de la espalda, y con esas bolsitas de galletas ovaladas que tanto nos gustaban.

En el colegio le corregía los deberes para que la profesora no le regañara. Ninguna de las dos lo supo nunca.

Fue también ella la damisela a la que tuve que defender en el mundo salvaje que era aquel parque situado detrás de nuestra casa, donde niños y niñas se empeñaban en quitarle sus juguetes favoritos. Yo, nunca lo permití…”

 

en pdf……….Ya cuando nació blog

 

Anuncios

7 comentarios sobre “YA CUANDO NACIÓ (segunda parte de YA CUANDO NACÍ)

  1. me alegro de ser el primero en comentar este relato. Si la primera parte fue mala esta reulta entonces patética.
    ¿A quién quieres engañar con esta historia? Los hombres no sentimos así. Un hombre, si quiere a una mujer, va a por ella, sin importarle nada más. Eso de los sentimientos buenos, la lealtad, el daño a los demás es cosa de ellas.
    Además estoy convencido que esta historia (como muchas tuyas) la ha escrito una tía pedorra, cursi y fantasiosa.
    Vuelve a lo macabro, mata en lugar de amar que es lo que tú sabes hacer muy bien. Tu asesino en potencia (ese que tienes dentro) es el que me gusta.
    todo ello hablando desde un punto de vista literario. La literatura femeneoide está pasada de moda. Para eso estaba ya Corín Tellado

    Me gusta

  2. y ahora que llegue tu banda de correligionarias al ataque de Miguel y en defensa de su adorado Josamotril. ¿No ves que no dejan de ser fanes como las de los ochenta en busca de las letras de sus hombres g o grupos por el estilo?
    ¡Sois patéticos!
    De todos modos gracias por el blog. Me lo paso bien en él

    Me gusta

    1. Sois patéticos?
      ¿es el insulto tu forma de hacer un comentario? quizás el patético seas tú.. no sé si tu forma de pensar y obrar te lleva a alguna parte…ya nos contarás si lo deseas, yo no te voy a insultar, cada uno tiene bastante con lo suyo…pero me pregunto cómo obrarias tú, ¿le dirias a esa persona que sueña con las caricias de otro, que se excita ante la sóla idea de un beso de otro…mira es que yo también te quiero vente conmigo..es eso? pues te diria…CONTIGO NO BICHO.
      No volverias a verla, ni te contaria nada, a lo mejor incluso…le darías pena, que es lo peor que se puede dar.

      Quizás sea más inteligente, con más posibilidades mantenerse cerca, demostrar día a día que la amas…o no…no sabemos.

      Cuidate

      Me gusta

  3. Mucha cobardía se respira en este personaje de tu relato. Si me pongo en su piel imagino sin esfuerzo el peor de los sufrimientos.
    Me recocome la actitud del protagonista aunque bien mirado, el pobre hombre, ¿qué podía hacer?

    Estoy con Miguel en en una cosa: me gustan más los relatos de asesinos, sobre todo el relato de Marina, asesinada en su propia habiración víctima de eso de -es que me estoy enamorando de ti-Es genial ese asesino.

    Me gusta

  4. para entender este he tenido que buscar la primera parte. ESta es mucho mejor, pero le falta algo. No sé lo que sucede pero no termino de creeerme a ese tipo. Esas historias no pasan en verdad sino en las películas. ¿Tú crees de verdad que iba a ser él el que la viera tan guapa vestida de novia el día de la boda? ¿y ella qué hacía, pedirle que se decidiera, y porque no lo hizo ella?
    no sé me suena a culebrón. Aunque no está mal

    Me gusta

    1. Ella esperaba a su caballero, que la salvara, pero se quedó callado ,mirando como parte del decorado y ella pensó:” no merezco la pena”.Pelicula? No, ocurre todos los días.

      Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s