LA PRINCESITA Y SU CASTILLO (cuento nacido de una mirada de Cruz)

“Luz era una niña tan pequeña, tan pequeña, pero que tan pequeña que aún no estaba preparada para tener miedo…

¡Por eso estaba tan asustada!”

TODO EL CUENTO (no es mucho más) EN PDF………..La princesita y su castillo

POSTERS DE MI INFANCIA: LA BATALLA DE LOS PLANETAS

Tiny, Kio, Jason, Mark… y princesa lucharán… ave fénix a volar, la batalla va a comenzar

Recuerdo que mis padres nos compraban todos los discos de los dibujos en Círculo de Lectores, y dentro de ese disco venía el póster. Por cierto, ese mismo disco lo tengo yo en casa

PERSONAJES ODIADOS: YOKO ONO

Ayer, hablando con una amiga, comenzamos un debate sobre quién podría ser una de las personas más odiadas de la historia moderna. Los dos (¿verdad Marisa?) llegamos a la conclusión de que, posiblemente, fuera esta.

Su actitud chulesca, casi altiva, y, sobre todo, hacer caer al mito Lennon, hacerle parecer un calzonazos (en motrileño un “patascagás”) hizo que yo la detestara de jovencito.

Va por ti, Yoko Ono. Yo fui uno de esos muchos a los que caíste tan mal

EL DESEQUILIBRIO PSÍQUICO DE LOS ARTISTAS III: DALI

Dicen que entre la genialidad y la locura hay una frágil frontera. Algunos artistas, como Dalí, llegaron a fingir estar locos para publicitarse como genios, e incluso llegaron a creerse su papel. Numerosos estudios psicológicos han demostrado que gran parte de las personas con sensibilidad artística sufren algún trastorno psicológico o viven marcados por baches emocionales. No cabe duda de que los artistas ven el mundo de otra forma; También lo abandonan de manera diferente.

DAR ESQUINAZO ¿DE DÓNDE VIENE ESTA EXPRESIÓN?

DAR ESQUINAZO significa dejar a uno plantado, pero ¿sabes de dónde viene?

Al doblar una esquina se quita uno de la vista de otro con gran rapidez. Si este otro no ha estado atento, puede quedar desorientado, sorprendido y burlado. Dar esquinazo, por tanto, no es sino la actualización de la frase que se utilizaba antiguamente: dar cantonada.

Cantonada, en el lenguaje clásico, era sinónimo de esquina o cantón y dar cantonada equivalía a burlar a uno a la vuelta de la esquina, huyendo de él y dejándolo plantado.

En el Tesoro de la Lengua de Covarrubias, se dice “darle cantonada a uno es hurtarle el cuerpo torciendo el camino y dejando la vía recta”.

REFLEXIONES DE UN MADRIDISTA QUE EMPEZABA A CANSARSE DE SERLO

Sin lanzar campanas al vuelo porque aún no hemos ganado nada de nada, y el Barcelona sigue siendo mucho equipo, quiero decir esto: YA ERA HORA DE TENER UN EQUIPO DE VERDAD.

Ojo, que no estoy diciendo que sea mejor que el Barca (ni que no) ni que vaya a ganar todos los títulos… Tan solo estoy diciendo que es la primera vez en muchos años que veo a un Real Madrid siendo lo que siempre ha sido: un equipo unido y de verdad.

El partido de ayer ante el Milan confirma lo que se veía últimamente. Parecía un equipo gigante, con ganas, sabiendo atacar, sabiendo defender… Sí, estamos esperanzados al fin.

Para los críticos – esos que gustan de citicar antes de leer – que no he dicho que sea el mejor equipo del mundo, ni que vaya a ganar todo… Tan solo digo que, por fin, los madridistas podemos decir: TENEMOS UN EQUIPAZO

¿QUÉ SABES DEL YING YANG?

En nuestro sistema dualístico existe el bien y el mal, lo correcto y lo equivocado, lo izquierdo y lo derecho, el cielo y el infierno. Por lo tanto, al discutir la filosofía, los occidentales tienden a separar las cosas con un “o”. Algo es moral o inmoral.
En la filosofía oriental no hay Dios supremo, ni ningún mal final. Es un punto de vista mucho más orgánico del universo.
El Ying Yang no representa el bien y el mal. Un oriental nos diría que no existe la oscuridad absoluta, ni la claridad total.. Sin embargo, no interpretaría esto como ambigüedad moral, ya que no asocian la luz y la oscuridad con el bien y el mal. De hecho, en la filosofía oriental, el color blanco es la representación del mal, puesto que el blanco representa el vacío. Pero el blanco es también el color de la pureza, lo que es consistente con la naturaleza orgánica de la filosofía oriental.
La luz y la oscuridad del Ying Yang representan lo masculino y lo femenino. La luz es lo masculino, que representa la razón, la lógica, la inteligencia, la acción, y la frialdad descorazonada. La oscuridad es lo femenino, que representa las pasiones, las emociones, la sabiduría, la inacción, y la rabia. El Ying Yang representa la armonía ideal entre los dos, que es un equilibrio completo entre su luz masculina y su oscuridad femenina.