CHARLAS CON FEDERICO GARCÍA LORCA: SU AMOR POR EL TEATRO III

Yo en el teatro he seguido una trayectoria definida. Mis primeras comedias son irrepresentables. Ahora creo que una de ellas, “Así que pasen cinco años”, va a ser representada por el Club Anfistora. En estas comedias imposibles está mi verdadero propósito. Pero para demostrar una personalidad y tener derecho al respeto he dado otras cosas. Escribo cuando me place. No soy de los autores al uso que siguen la teoría de una obrita todos los años. Mi última comedia “Doña Rosita la soltera” o  el lenguaje de las flores”, la concebí en el año 1924. Mi amigo Moreno Villa me dijo: “te voy a contar la historia bonita de la vida de una flor: la rosa mutilable de un libro de rosas del siglo XVIII” Y cuando acabó el cuento maravilloso de la rosa, yo tenía hecha mi comedia. Se me apareció terminada, única, casi imposible de reformar. Y sin embargo, no la he escrito hasta 1936. Han sido los años los que han bordado las escenas y han puesto versos a la historia de la flor.

SPAIN, CHICK COREA Y HIROMI

dos maneras diferentes de tocar el piano. El clásico Chick Corea, que ya rompió moldes en su juventud, y esta prodigiosa chica que toca como los ángeles. Mira, oye y DISFRUTA

ORIGEN DE LA PALABRA “ESPAÑA”

La palabra griega Spanía se registra por primera vez en el siglo I a. de C., usada por el geógrafo Artemidoro de Éfeso como variante del griego Hispanía, que pasó al latín como Hispania. Por la misma época, ese nombre fue utilizado por Julio César, quien distinguía la Hispania Ulterior, más allá del Ebro, y la Hispania Citerior, al sur del río Ebro. Tras la unión de Castilla y Aragón por el casamiento de los Reyes Católicos, Hispania se empezó a afianzar como nombre del naciente país.

No se conoce con certeza el origen de la palabra. Se cree que puede provenir del púnico Isephanim, que en esa lengua, hablada por los fenicios de Cartago, significaba ‘isla o costa de los conejos’, porque este animal abundaba en Andalucía, donde los fenicios fundaron Cádiz, la ciudad más antigua de Occidente, hace tres mil años. En monedas romanas de la época de Adriano, España está representada como una señora sentada con un conejo a sus pies. Por otra parte, el poeta romano Cátulo llamó Cuniculosa Celtiberia a la Península Ibérica, algo así como ‘Celtiberia, la Conejera’.

Sin embargo, hay quien afirma que el origen de la palabra es celta, basado en que la región de llanura de la Península Ibérica tiene forma parecida a la palma de la mano, span en lengua celta. Span se relaciona con el alemán Spann ‘empeine del pie’ y Spanne ‘palmo’ y con el inglés span ‘palmo’.

Entre otros étimos considerados de menor credibilidad, cabe destacar el fenicio span, con el significado de ‘oculto, escondido’ porque se piensa que span se deriva del hebreo xaphano ‘ocultar’, y España era un país lejano y escondido, cercano a los confines del mundo.

VISTA DE DELF ¿LA PRIMERA PINTURA IMPRESIONISTA?

De esta pintura se ha dicho que es la primera obra impresionista de la historia de la pintura. Marcel Proust llegó incluso a asegurar que era “el más bello cuadro del mundo”. Elogios al margen, la pintura es la cumbre del paisajismo holandés del siglo XVII y, por consiguiente, uno de los grandes paisajes de todos los tiempos.

La composición aparentemente sencilla encierra algunos elementos excepcionalmente interesantes: en primer lugar, destaca la claridad, casi pureza, con la que Vermeer representa los edificios de la ciudad, para lo cual ha tenido sin duda que eliminar varias embarcaciones que sin duda vararían en el puerto de la ciudad. Esto permite resaltar la visión de la arquitectura de Delft, que a su vez constituye una barrera visual que impide la visión más allá de la profundidad decidida por el pintor.

LA NIKOLASA, el cóctel que inventó Pablo Neruda

Neruda, por si no lo sabes, era un gran amante de la comida y de la bebida. Producto de ese amor fue el nacimiento de un cóctel de su invención, llamado Nikolasa, al que le atribuía propiedades vigorizantes.

¿Cómo se prepara?

Se necesita un buen cognac, gajos no muy gruesos de limón y un recipiente con azúcar. Neruda recomendaba que se exprimiese el gajo de limón, se lo frotara en el azúcar, se lo llevara a la boca y allí se lo triturara para recién después darle un abundante sorbo al cognac. El particular tónico fue probado por el narrador uruguayo y amigo de Neruda, Alfredo Gravina, durante una reunión. Los invitados no olvidaron la escena. Luego de tragar el brebaje se vio al hombre gritar y saltar enfurecido, correr en todas direcciones y hacer todo tipo de ademanes. Dicen que la calma no le llegó ni siquiera cuando terminó de trepar un árbol que había en las inmediaciones.

EXTRAÑA CONDICIÓN LA HUMANA

A veces, al dormir, el deseo es irremediable. Olvidarla es lo más cercano al descanso, y es por eso por lo que yo huyo de cerrar los ojos cuando estoy a su lado. Con el paso del tiempo, mi cuerpo ha comprendido que lo único que necesito para descansar no es dormir, sino dormir despierto a su lado, pegado a ella, convirtiendo mis manos en enredaderas que trepan por sus paredes lentamente, agarrándose sin miedo, clavando mis espinas para que nadie pueda soltarme, pero siempre con el cuidado de no dañarla. Aun así, a veces me duermo, pero al despertar, ella aún permanece en mi cabeza. Ella ya está ausente pero la sientes más cerca, y cuando estuvo cerca físicamente era cuando más ausente estaba. Extraña condición esta del amor.

Ya estoy cansado de esta velocidad para llegar a ninguna parte. Ahora, cuando se va – que es más de lo que uno quisiera – la sensación de hastío es inevitable. Sin él, sin ella, ni con él ni con ella, ni hoy, mañana o nunca. Parecemos marcados para la dependencia instantánea, no eterna. Por suerte nada perdura, excepto los recuerdos… Y yo tiendo a guardar los amenos, que son los que ella siempre me ha regalado.

Es por eso por lo que yo grabo cada instante a su lado, cada pestañeo mientras duerme, cada roce no buscado de sus manos con mi piel, cada vez que sus labios se acercan a los míos  sin besarlos finalmente, pero estando a punto de hacerlo, cada vez que me mira, aunque sea por casualidad al girar su cabeza… Es todo eso lo que me hace sentir vivo, lo que  me hace desear, y lo que grabo en mí para que nadie – ni el maldito reloj que siempre nos separa al alba – pueda arrebatarme algo que solo es mío. Y eso no puede quitármelo nadie… Ni siquiera ella. ¿Egoísmo? No. Simplemente es esta extraña condición humana que me ha tocado y que no sabía de su existencia hasta que la conocí… Y de eso hace ya tanto, que  ni me acuerdo…Siempre parece que fue ayer, menos cuando la veo dormir a mi lado. Es entonces, cuando siempre es hoy… Y el hoy no pertenece a nadie más que a mí.

dedicado a los del Pub Lomares (ellos saben porqué)