ORIGEN DE LA PALABRA ENFURRUÑARSE

Ayer, una niña de siete años estaba enfurruñada. ¿Y de dónde vendrá esa palabra? Es más, ¿existe realmente?

aparece por primera vez en 1732, con el significado de “ponerse colérico y enojado, enfadándose y gruñendo contra otro, y hablando como irritado contra él. Es voz bárbara y rústica”.

Proveniente del francés antiguo enfrogner ‘poner mala cara’ (hoy, se renfrogner), derivado de froigne ‘cara malhumorada’ (también en francés antiguo), procedente del galo frogna ‘ventanas de la nariz’. Este nombre de las ventanas de la nariz se originó en el galés ffroen, del mismo significado, o en el irlandés sron ‘nariz’.

 

 

…MEJOR EL LIBRO desvarío mental

Tengo que reconocerlo ahora que nadie me oye… El de ayer fue el polvo de mi vida. Todo empezó como de costumbre, acostado en la misma cama de siempre, con la misma mujer de hace ya… ¿cuántos años?, con los mismos dos chavales adolescentes que solo piensan en ellos y que no dejan de molestar, y en la misma casa de siempre, con la misma hipoteca de siempre. Pero todo cambió cuando llegué a esos grandes almacenes para firmar ejemplares de mi última novela erótica. Jamás imaginé que esa hermosa mujer, de largo pelo rubio y vestida con esos vaqueros y esa larga camisa estampada, se hubiera fijado en mí como lo hizo. Toda la mañana estuvo en la cola, siempre mirándome, casi sonriéndome, haciéndome ruborizar.
Casi a media mañana, después de haber estado merodeando por la cola, durante al menos dos o tres horas, se acercó a mí, mirándome descaradamente y sonriéndome maliciosamente. ¡Dios, qué guapa que era!
– Soy una gran admiradora suya –  me dijo algo nerviosa, mostrándome un generoso escote, incapaz de sostener el peso de sus turgencias – he leído todas sus novelas. Es más, suelo releerlas todas las noches antes de dormir
– ¿ah sí? – pregunté disimulando, evitando mirar ese escote que todos miraban, incluidas las mujeres que por allí había – qué bien
– sí – me dijo más seria – me encanta como describe las excenas sexuales. Me ponen mucho…
– gracias
– no, gracias a usted – volvió a decirme mientras mordisqueaba un bolígrafo que llevaba en su mano derecha – es gracias a esos pasajes por los que todas las noches duermo más feliz, imaginándome en sus brazos, tratándome como trata a sus personajes, y consiguiendo unos orgamos increíbles.
Tengo que reconocerlo. Me quedé bloqueado, casi babeante ante su descaro y su belleza, y no supe qué decir. Fue ella quien me dejó una nota cuando le devolví el libro que, ni siquiera, había dedicado.
“hotel Husa Visa, habitación 211. EStaré allí toda la tarde esperándole”

Jamás imaginé un cuerpo como ese, una boca como la suya, y una capacidad atlética como aquella… Menos soñé aún con una descarga de sexo como la que esa sensual mujer me regaló en aquella fría tarde de invierno en su lujosa habitación de hotel. No sería capaz de recordar todo lo que hicimos bajo esas sábanas, pero sí recuerdo perfectamente las palabras que me dijo cuando se vistió y se marchó. Me miró muy seria, después sonrió, mojándose los labios con su lengua, y me dijo:
“sin duda hace usted mejor el amor en sus novelas que en persona”.
A cualquier otro homre eso le hubiera disgustado, pero a mí no… Los escritores somos así de raros, y de vanidosos.

descargar para imprimir……………..MEJOR EL LIBRO

EXPOSICIÓN “viajeros por el conocimiento” en LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES

abre sus puertas en la Residencia de Estudiantes de Madrid Viajeros por el conocimiento, una exposición organizada en colaboración con la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales (SECC) dedicada a las expediciones y viajes científicos que una serie de destacados arqueólogos, antropólogos, geógrafos, científicos y exploradores de diversos países protagonizaron a principios del siglo XX.

Debido a su espíritu modernizador, la Residencia de Estudiantes fue pionera a la hora de atraer y fomentar el interés por estas experiencias viajeras dedicándoles un lugar especial dentro de las actividades públicas que ofrecía a los residentes y a los visitantes.

La que Alberto Jiménez Fraud denominó «cátedra de la Residencia» convocó, entre 1910 y 1936, a una brillante nómina de conferenciantes-exploradores procedentes de todo el mundo y de las más diversas disciplinas científicas, como Howard Carter (descubrimiento de la tumba de Tutankhamon), Francisco Iglesias (expedición al Amazonas), Leo Frobenius (culturas africanas), Hugo Obermaier (cuevas de Altamira), Joseph Hackin (Afganistán), Thomas A. Joyce (cultura maya), el general Charles G. Bruce (Everest) o Charles Leonard Woolley (la ciudad de Ur).

Todos ellos fueron invitados entre 1924 y 1936 por el Comité Hispano-Inglés y la Sociedad de Cursos y Conferencias –dos sociedades civiles creadas para impulsar el proyecto cultural de la Residencia– para que expusieran los resultados de sus investigaciones en el auditorio de la mítica institución de la ‘Colina de los Chopos’.

DESNUDOS EN EL ARTE: BONNARD II/III

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MEDIO HOMBRE, MEDIO GUITARRA. NUEVO DISCO DE RAIMUNDO AMADOR

Diagonal Music es el sello encargado de editar y publicar Medio Hombre Medio Guitarra de Raimundo Amador. Un álbum compuesto por un CD con catorce canciones inéditas y un DVD que contiene el making off del disco y una fiesta flamenca.

Con colaboraciones de Santiago Auserón, Antonio Vega, Zatu (SFDK), Matt Bianco, Richard Ray Farrell, Diego Amador y El Pele.

Bajo la producción artística y musical de Raimundo Amador y su hijo Mundy, “Medio hombre medio guitarra” ha sido grabado en los estudios Álvaro Gandul, Bola, Yenimusic, Sonoland y Mundy Records, contando para la grabación con músicos de la talla de Angye Bao, Pepe Bao, Álvaro Gandul ó Lin Cortés entre otros, siendo según el propio Raimundo Amador “el disco más artesano, personal y maduro” de su carrera…

MANDATOS DE LA INQUISICIÓN PARA VENDER LIBROS

Los mandatos se dirigen a libreros, tratantes, importadores e impresores:
MANDATO I: Dirigido a los libreros, corredores y tratantes en libros, quienes en el plazo de 60 días tras la publicación del Indice están obligados a hacer inventario alfabético de los libros a su cargo, jurándolo y entregándolo a los inquisidores, y renovándolo anualmente. Están obligados o no contravenir el Indice y a tener un ejemplar en su poder para conocer las prohibiciones. No se aprobarán las listas que no contengan los nombres de autores, argumento y materia de los libros.
MANDATO II: Enfocado a quienes entran libros en el Reino de España. Habrán de manifestarlo mediante entrega de memorial a los inquisidores en el primer puerto de mar o de tierra. Se presentarán también los catálogos de las ferias extranjeras. Se prohibe cualquier ejemplar del Indice impreso fuera de España. Se prohibe importar cualquier libro prohibido en el Indice.
MANDATO III: Se orienta hacia los impresores. Ninguno imprimirá libros de autores condenados, salvo los expurgados, o con nota de autor condenado. Prosiguen estas reglas con unas «Advertencias para el más fácil uso de este Indice, y mayor inteligencia de su disposición. orden y ejecución de sus expurgaciones y mandatos».