Ayer, una niña de siete años estaba enfurruñada. ¿Y de dónde vendrá esa palabra? Es más, ¿existe realmente?

aparece por primera vez en 1732, con el significado de “ponerse colérico y enojado, enfadándose y gruñendo contra otro, y hablando como irritado contra él. Es voz bárbara y rústica”.

Proveniente del francés antiguo enfrogner ‘poner mala cara’ (hoy, se renfrogner), derivado de froigne ‘cara malhumorada’ (también en francés antiguo), procedente del galo frogna ‘ventanas de la nariz’. Este nombre de las ventanas de la nariz se originó en el galés ffroen, del mismo significado, o en el irlandés sron ‘nariz’.

 

 

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .