CUADROS IMPACTANTES: TRISTEZA ¿SABES DE QUIÉN ES?

La relación entre Clasina María Hoornik – a la que el pintor llamaba Sien – y el artista se estableció en enero de 1882. Sien era una prostituta alcohólica y embarazada, madre ya de una niña, con la que Vincent convivió durante un tiempo, planteando a su familia su deseo de casarse con ella, provocando el rechazo de los padres. En estos momentos, Sien se convertirá en la modelo favorita del artista, protagonizando también este grabado que lleva añadida una cita de Michelet -“¿Cómo puede ser que una mujer así esté sola y abandonada en la tierra?” -. La mujer se presenta abatida, ocultando su rostro entre sus piernas, manifestando una profunda tristeza que da título a la obra. El aspecto descuidado de Sien es captado a la perfección – sus pechos caídos, su estómago abultado, su cabello desarreglado – por un trazo seguro y firme que se manifestará a lo largo de toda su vida, aunque el genio prefiera como instrumento el color a la línea para elaborar sus trabajos. La relación con Sien finalizó casi un año después, cuando el holandés reconoce que la carrera de artista es incompatible con la vida familiar. Desde ese momento, nunca convivirá con nadie más, excepto el periodo de Nuenen que habita en la casa familiar.

La pintó un tal Vincent

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .