EL BESO EN EL ARTE

¿a quién no le gusta un buen beso? ¿quién no recuerda uno pasado, muy pasado?

Un comentario

  1. De todos ellos aquí expuestos me quedo con el de Munch. Por varias razones, por los recuerdos del examene de segundo de carrera donde salió en la diapositiva y por lo mucho que admiro a Munch y su mirada triste y negativa. Un pobre diablo marcado por su madre y su hermana. Es un personaje histórico muy interesante.
    Besos tétricos, llenos de muerte, de auténtica agonía.

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .