JUGUETES DE MI INFANCIA: Madelman buceadores

Recuerdo que estaba en el colegio (en San Antonio) y llegué por la tarde a casa. Mi padre acababa de llegar de Madrid y me entregó una caja enorme. Dentro había dos buzos, con sus gafas, aletas, sus trajes, sus bombonas de oxígeno, un tiburón, un pulpo gigante, cofres, una jaula… ¡Me quedé flipado!

Jugaba con ellos en la pila del “patinillo”, o en la bañera, o debajo de la mesa…

Sin duda el mejor regalo que recibí nunca, junto a aquella batería que me regaló mi padrino un día de reyes

 

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .