NUEVOS RECORTES EN EDUCACIÓN EN LA COMUNIDAD DE MADRID

El inicio del próximo curso supone 3.000 docentes menos a añadir a los 2.500 del año pasado

En este inicio de curso, la Comunidad de Madrid ha eliminado 2.500 profesores de la enseñanza pública, a pesar de tener unos 14.000 alumnos más. Los recortes educativos afectan a todas las áreas y se concretan en:

– Masificación de las clases por el incremento del número de alumnos por profesor, hasta llegar en algunos casos a cifras cercanas a 40 alumnos por aula, aulas diseñadas para albergar a unos 25 alumnos, lo que imposibilita el adecuado trabajo docente.
– Decisión de no sustituir bajas de menos de tres semanas, por lo que los alumnos quedan sin profesor y pierden clases, además de aumentar la ya sobrecargada carga de los profesores del centro.
– Disminución drástica de los programas de formación continua del profesorado, en un contexto de aumento del uso de nuevas tecnologías (uso mayormente publicitario, pues la figura sobre la que gira una enseñanza de calidad siempre será el profesor y su formación es lo que mejora esa calidad)
– Abuso de la publicidad para ocultar la realidad. Campañas como la del “respeto al profesorado” con un coste de 1,8 millones de euros, mientras el recorte económico que se está realizando va destinado a degradar las condiciones de trabajo de los profesores. Se debe predicar con el ejemplo, no ocultar la realidad con simple propaganda.
– Eliminación de aulas de enlace, lo que imposibilita la atención y condena al fracaso educativo a alumnos con un pobre dominio del castellano.
– Eliminación de programas de compensatoria, lo que imposibilita la atención (condenando también al fracaso educativo) a alumnos con desventajas sociales.
– Eliminación de desdobles en idiomas (francés e inglés) lo que dificultará el aprendizaje.
– Todo esto choca con los privilegios de la asignatura de religión católica, pues basta que un sólo alumno de un determinado curso se matricule en ella para que se le ponga profesor (mientras en dibujo, música, etc. se necesita un 10% del alumnado del grupo, y mientras se eliminan desdobles, enlaces y programas de compensatoria).
– Igualmente las entidades religiosas se ven beneficiadas por la concesión de conciertos educativos y la cesión de terrenos para la construcción de colegios privados y/o concertados.
– Eliminación del segundo orientador, lo que conlleva la pérdida de calidad de este importante servicio educativo.
– Disminución de rutas de transportes escolares y becas de comedor y material, lo que atenta contra la igualdad de oportunidades.
– Falta de inversión en la enseñaza pública e incremento de la apuesta por la privada y concertada, lo que supone una salida de fondos públicos para actividades privadas. Apuesta por un modelo de enseñanza privatizado por su menor coste por la administración que atenta contra la igualdad de oportunidades, contra la calidad de la enseñanza y contra los derechos básicos de la ciudadanía al convertir a la educación en un negocio y a la enseñanza pública en un residuo para los estudiantes con menor capacidad económica.
– Cierre de centros de educación de adultos y de bachilleratos vespertinos, nocturnos y a distancia, en un contexto de crisis que está aumentando la demanda de estudios y masificando los centros que no han sido eliminados.
– Elevación de horas lectivas del profesorado, que junto a la masificación de aulas, dificulta la atención personalizada y nos aleja de la calidad educativa.
– Precarización del profesor interino, que pierde el pago de vacaciones y muchos de sus derechos básicos están en entredicho (licencias, permisos de paternidad, etc.) debido a que pueden perder su destino al solicitarlos.
– Falta de plazas para cubrir la demanda de Formación Profesional.

Este recorte no ha sido ninguna sorpresa, ha sido la constatación de una política deliberada que ha encontrado en la crisis la excusa perfecta para alcanzar sus objetivos últimos: la privatización de la educación.

Esta privatización educativa se refleja en cifras: el curso pasado había más centros privados que públicos, mientras en el resto del país 3 de cada 4 son públicos. La Comunidad de Madrid margina la inversión en educación pública (que cae un 42% en el periodo 2006-2010) e impulsa la inversión en privada-concertada (aumenta un 11% en el mismo periodo y un 22% las subvenciones a la concertada). En la última década se han construido en Madrid 292 centros públicos frente a los 728 privados, en muchos casos con cesión de terrenos por parte de la propia Comunidad de Madrid.

Se llega al contrasentido de que centros de construcción pública se sacan a concurso para ser gestionados por entidades privadas, debido a que la Comunidad de Madrid decide no hacerse cargo de su gestión.

En estas condiciones es evidente que en Madrid se concibe la educación pública como un residuo marginal para los que no pueden acceder a una educación privada, por lo que la política educativa de la Comunidad de Madrid atenta contra la igualdad de oportunidades, contra los derechos básicos de los ciudadanos.

EL BOSQUE ENCANTADO DE SAN MARTIN DE VALDEIGLESIAS

si no tienes donde ir este verano y vives por Madrid te propongo algo divertido para los peques. Está en San Martín de Valdeiglesias, y dicen que es una pasada. Quiero verlo cuando vuelva

¿Que diez años no son nada? (intento)

  • ¿Que diez años no son nada?
  • Es verdad.
    A tu lado… Nada es nada,
    a tu lado, todo es el principio,
    que es con lo que suelo quedarme,
    con la magia de los primeros momentos
  • con los nervios de la primera cita…
    ¡Siempre contigo es  el principio!
  • A tu lado no me he limitado
    – como hacen tantos otros-
    a mirar el amor…
    A tu lado he conseguido sentirlo,
    y hacerlo tan mío como mi risa o mi llanto,
    como lo sigo sintiendo ahora
    a millones de horas de  entonces.

Eso es el amor para mí,

eso que tú disfrazas de ti,
carnal aun en la distancia,
donde puedo sentir tus besos,

 tu olor, tu color, tu tersura,
sabiendo que sí estás aquí
(te siento)

Lo siento querida, pero no te añoro.
Me está prohibido añorar a quien tengo,
levantarme sin ti y pensar que no te tengo,
y, sobre todo, me está prohibido
tener miedo a esos tus recuerdos.

Lo importante de estar aqui,
a tu lado, junto a ti,
no es el tiempo transcurrido.
Ese ya pasó, y sigue aquí,
que no es poco…
Lo imporante de estar aquí,
a tu lado, junto a ti
es lo que sé que me queda
por recorrer,
esos besos que me vas a regalar,
ese sexo en el que me vas a cobijar
y ese dormir tuyo que mío será.

¿Que diez años no son nada?
No, no son nada
si son diez años junto a ti.
Me saben a mucho,
o más bien saben a todo.
Me saben a preñeces hermosas,
a paseos en silencio, a amor carnal,
a satisfacción y a pasión íntima,
y, por desgracia, a lágrimas
que no fui capaz de, en ti, ahorrar.

¿Que diez años no son nada?
¡jo!
hay tanto por ver aún.
Aún me quedan muchos besos
que beber de ti.
Aún me quedan muchas caricias
que dibujar en tu cuerpo.
Aún me queda mucho amor
que grabar en tu cuerpo caliente.
Aún me quedan muchos sueños
que robarte para hacerlos míos,
y muchos placeres que regalar
a través del calor de tu sangre.

¿Que diez años no son nada?
Son mucho… Son amor.
Fue nuestro amor labrado en el cielo
pero trabajado a diario en la tierra,
en esa en la que tú y yo dormimos juntos,
aun despiertos, aun lejanos, aun separados,
y fertilizada por la mejor de tus sonrisas.
No hay abono como el de tu saliva
cuando cae sobre las áridas aristas
de mi boca sedienta…

¿Que diez años no son nada?
No, no son nada
porque sé que pronto pasarán otros diez
y seguiré fiel a ti.
Lo sé, querida, lo sé
como lo sabía hace otros diez
en aquella mágica habitación
repleta de billetes que nunca más sobraron.
Fue allí donde pensé en esta fecha
y la imaginé así, enamorado de ti
como estaba entonces…
como estoy ahora.

¿Que diez años no son nada?
A tu lado, querida, son una hora…
esa primera hora que pasé desnudo a tu lado
con sus nervios, su excitación, su sensualidad,
su amor, su juventud…
su tú.

¿Que diez años no son nada?
Si tú me dices que no quieres otros diez,
entonces son una eternidad

¿qué fue de Nikka Costa?

los que nacísteis en los 70 recordaréis a esa niña que salió de repente y nos enamoró con esta canción: On my own

MÚSICA DE MI JUVENTUD: MI PRIMER BLUES

Recuerdo una cinta de cassette de mi hermano con esta canción. Me quedé alucinado al oírla. En la cinta había canciones de BBKing, Hendrix y un tal John Lee Hooker.

Aún tengo esa cinta en casa. Esta canción es una declaración de amor: A Lucile, su guitarra.