NIÑOS DE CUENTO (cuento de verano)

El personaje de este nuestro cuento, que como has visto no empieza con el clásico “Érase una vez que se era”, ni siquiera era un personaje. Tampoco su vida era la de un cuento, aunque lo pareciera…Es más, el personaje de esta historia veraniega no era un solo niño, ni una niña, sino que podían ser dos, tres o hasta cuatro personajes.

Ellos podían llamarse de cualquier manera, pero en este cuento se llamarán, por ejemplo, Pablo, Juan Carlos, Aida y Blanca,  y vivirán, por ejemplo, en un lugar costero – que es lo que pega para este caluroso mes – que se llamará Calahonda, y serán tan primos como buenos niños.

Lo mejor de estos preciosos niños no era que fueran buenos – que lo eran, como la gran Aida, siempre pendiente de los más pequeños – ni siquiera que fueran graciosos – como el genial Pablo – ni mucho menos que siempre tuvieran ganas de jugar – como la pizpireta Blanca – Ni mucho menos que fueran los niños más educados del mundo – como era el caso del atento Juan Carlos…

Lo mejor de estos mágicos niños era que siempre – ¡SIEMPRE! – tenían pintada una sonrisa en la cara.

Pensarás que eso les pasa a muchos niños – y no te faltá razón – pero es que la sonrisa de estos niños no estaba pintada en su cara, sino en la de todos los que estaban a su lado (y me incluyo)… Y eso, te pongas como te pongas, es un don.

Anuncios

Autor: josamotril

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s