EL ARTE

Uncategorized

cansado de pintar cuadros que nadie veía decidió dejar la paleta y el pincel. La paleta no era un coche al que se pudiera dejar aparcado… Ella tenía vida, y junto al pincel, se hizo mariposa y voló… ¡Muy alto!

al artista del blog

 

FOTO: CHEMA MÁDOZ

TEXTO: JOSA

LETRAS QUEMADAS

Uncategorized

y las letras se quemaron… Por suerte, pronto nacería otro escritor y la historia continuaría… La historia siempre continúa, aunque parezca que los ojos lectores se han ido

(a uno de mis escritores favoritos, y a su “Karen”)

FOTO: CHEMA MÁDOZ

TEXTO: JOSA

CUERPO MUSICAL

Uncategorized

Viajas con equipaje vacío, de telas de sangre y calor, y con tu cuna hecha de sol, meces a ese ser sin cara al ritmo de los pasos de tu corazón caliente. Y en ti despierta algo nuevo, algo extraño, algo ameno, el amor del nuevo ser  que es lo único que hay ahora mismo en tu cuerpo que parece una campana repleta de sonidos armoniosos que nunca deberían dejar de sonar…

(a ti, compañera)

FOTO: CHEMA MÁDOZ

TEXTO: JOSA

ESCALERA AL OTRO LADO DE TI

Uncategorized

atrévete a escalar. No te quedes nunca abajo solo por miedo a una caída. De eso te puedes recuperar simplemente levantándote.

Sí, sé que agarrado al primer escalón – con el otro pie en el suelo- estarás más seguro, que no te caerás, pero te perderás tantas cosas…

No hay nada como mirar desde el otro lado del espejo. Así te conocerás mejor.

(a todos esos que critican todo aquello que ellos mismos hacen)

FOTO: CHEMA MÁDOZ

TEXTO: JOSA

EN EL SUELO

Uncategorized

Le devolvieron los pies al suelo para que dejara de soñar y de volar. Y lo hizo – pobre – y allí, embarrado en esa tierra negruzca, enraizó, y todo terminó para él.

Nadie le volvió a ver sonreír pero – eso sí – ahora sí tenía los pies en el suelo. Al menos para los demás.

(no dejes de soñar, Lestat)

FOTO: CHEMA MÁDOZ

TEXTO: JOSA

MUJER FLORERO

Uncategorized

Somos una familia muy desafortunada. Nuestra vida transcurre sin sentido. Soy una mujer florero, a la que nadie interesa lo que guardo en el interior y que solo parece un adorno. Somos polvo, como lo que nos sujeta… Por suerte no siempre fue así. Recuerdo aquellos primeros años de nuestro nacimiento y, sobre todo, aquellas manos que nos sujetaban y aquellos ojos ávidos de nosotros.

Por suerte ya mismo nos heredarán otros. ¡A ver si tenemos más suerte y dejamos de ser polvo, como ese que nos sujeta!

FOTO: CHEMA MÁDOZ

TEXTO: JOSA