¿ARTE? UNA ARTISTA DA A LUZ EN DIRECTO EN UNA GALERÍA DE ARTE

Marni Kotak, de 36 años, alumbró el martes a un varón al que puso de nombre Ajax. Unas veinte personas asistieron al parto, para el que Kotak preparó un plató en forma de dormitorio con cama, nevera, ducha portátil, paredes pintadas de color azul y almohadas impresas con fotos, en el que se instaló el pasado 8 de octubre.

Mientras esperaba a dar a luz, la artista se dedicó a conversar sobre su maternidad con los visitantes de la galería. Todo el proceso fue grabado en vídeo, que será incluido en la exposición ‘The Birth of Baby X’, que se puede ver hasta el próximo 7 de noviembre, según esta sala.

Kotak, quien lleva una década escenificando sus experiencias vitales como forma de arte, tiene previsto iniciar dentro de unas semanas ‘Raising Baby X’, en la que transformará en otra obra de teatro conceptual el proceso de criar al pequeño Ajax durante su primer año de vida.

LA MATERNIDAD EN EL ARTE

Viajas con equipaje vacío,
de telas de sangre y calor,
y con tu cuna hecha de sol,
meces a ese ser gigante
al ritmo de los pasos
de tu corazón caliente.
Y en ti despierta algo nuevo,
algo extraño, algo ameno,
el amor del nuevo ser
que es lo único que hay
ahora mismo en tu cuerpo…

EL FINAL DEL VERANO (LEIDO EN YOUTUBE)

Ayer, buscando en youtube, puse josamotril y apareció esto. Me quedé impresionado al ver lo bien leido que está este relato mío que hice en  homenaje al mar y a mi madre.

gracias Juanmipong (o así dice que se llama)

dedicado a mi madre

LA MATERNIDAD EN EL ARTE

…. Tu cuerpo es un paraíso,
cerrado y abierto a la vez,
luminoso y sombrío.
Es un campo repleto
de pájaros y de canciones,
Con un río de sal caliente
Y una fuentecilla al fondo
donde se abastecen siempre
los ángeles que pronto
serán fieras hambrientas de amor…

EL DRAMA DE LA MATERNIDAD: YERMA, DE FEDERICO GARCÍA LORCA

Yerma, una joven mujer que muy bien podría ser el prototipo de la mujer española en la sociedad rural de la preguerra española, acaba de contraer matrimonio. El paso del tiempo conlleva la llegada de la angustia: Yerma no logra quedarse embarazada y su anhelo de convertirse en madre llega a obsesionarla de manera extrema. Envidia a sus amigas y vecinas porque han alcanzado el objetivo de la maternidad.
La preocupación de Yerma no es compartida por su marido quien parece pasar del tema y no comprende la angustia experimentada por su mujer. Para “arreglar” las cosas, Juan, que así se llama el marido, lleva a su casa a sus dos hermanas que se convierten en dos vigilantes implacables de Yerma, su cuñada. Tampoco estas dos mujeres son capaces de compartir su preocupación.
La gente del pueblo murmura incondicionalmente: una mujer que no trae hijos a este mundo es una mujer que no sirve para nada.
La obra da por hecho que es Yerma la culpable de esta imposibilidad de ser madre sin que en ningún momento se cuestione la responsabilidad que en este problema pueda tener su marido.
Una amplia galería de sentimientos circula por las páginas de esta magnífica obra teatral: amor, odio, ternura, incomprensión, entrega, egoísmo…

LA MATERNIDAD EN EL ARTE

… La espuela del viento
se adentra por tu boca
que no habla, pero ríe,
y canta dulces elegías
que dentro se recogen y
hacen suyas, comprendiendo
la suerte de vivir en t,i
y el miedo de, muy pronto,
salir de ti para entrar en ti…