LA MATERNIDAD EN EL ARTE

Viajas con equipaje vacío,
de telas de sangre y calor,
y con tu cuna hecha de sol,
meces a ese ser gigante
al ritmo de los pasos
de tu corazón caliente.
Y en ti despierta algo nuevo,
algo extraño, algo ameno,
el amor del nuevo ser
que es lo único que hay
ahora mismo en tu cuerpo…

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .