HALLOWEEN EN EL DUQUE DE RIVAS DE SEVILLA LA NUEVA

Era una fiesta para los niños del cole y para los demás niños del pueblo. Se pusieron carteles por las calles, y se dijo a todo el mundo

Bueno, pues todavía los hay que piensan que este cole no es fantástico.

HALLOWEEN EN EL DUQUE DE RIVAS

Hay padres que hacen lo que sean por sus hijos.

 Incluso divertirse con ellos. ¡Felicidades a tod@s los que hicísteis ese pasaje tan chulo!

HALLOWEEN ¿DE DÓNDE VIENE ESTE NOMBRE?

Hace unos 3000 años, los celtas celebraban su fin de año el 31 de octubre, y creían que los muertos regresaban esa noche a apoderarse del alma de los vivos. Para que pasaran de largo, los vecinos colgaban huesos, calaveras, y dejaban comida (en gran mayoría dulces) en sus puertas.
Cuando los romanos conquistaron a los celtas transformaron sus tradiciones en cristianas, estableciendo el 1 de noviembre como Día de Todos los Santos (all Hallow’s eve). De ahí el nombre de Halloween.

¿SABES EL NOMBRE DE LA CALABAZA DE HALLOWEEN?

Cuando los irlandeses llegaron a EE.UU. e trodujeron la fiesta de la Noche de las Brujas, también se llevaron consigo lo que sería el símbolo más famoso de la noche de Halloween: la Jack-o-lantern (la calabaza hueca con una vela dentro).

Jack-O-Lantern-3D-ScreensaverEsta tradición viene de una leyenda irlandesa: Un tal Jack se muere y de tan malo que era ve como se le prohibe la entrada tanto al Cielo como al Infierno. Desde entonces es condenado a vagar por el mundo buscando una entrada a uno de los dos sitios con la única ayuda de un repollo con una vela dentro.

Los irlandeses americanos cambiaron el repollo por la calabaza

¿POR QUÉ LOS DISFRACES EN HALLOWEEN?

La tradición de “disfrazarse” en Halloween es relativamente reciente. Dicen que nació en Francia entre los siglos XIV y XV, durante la celebración de la “Fiesta de Todos los Santos” cuando Europa estaba azotada por la peste bubónica. La plaga provocó entre los católicos un gran miedo a la muerte y, de rebote, exaltó su creatividad.

Las “misas” en la fiesta de los “Difuntos” se multiplicaron y nacieron muchas representaciones artísticas que le recordaban a la gente su propia mortalidad. Estas representaciones eran conocidas como la “Danza de la Muerte” y con el tiempo dieron lugar a una auténtica “fiesta de disfraces” con la muerte como denominador común.