ANZUELOS

Todo lo bello esconde algo de maldad, pero no por eso deja de ser bello, y te atreves a tocarlo porque no puedes evitarlo… La belleza atrae hasta ese extremo.

Los anzuelos no son armas de ataque, sino de defensa. Ellos te defienden de mí y de los demás para que sigas siendo tú por siempre en ese mar revuelto al que llamas vida.

Un comentario

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .