Publicado en Uncategorized

QUE SEA FELIZ

Pídemelo… Pídeme que sea feliz,
que aún queda mucho cielo azul
que yo puedo robar para ti
y llevarlo hasta tus vidriosos ojos,
cerrados mientras duermes
escondida sobre ese pelo dorado
y esa cara de Venus pintada.
 
Pídemelo otra vez, y otra más,
Pídeme que sea feliz,
pero solo si estás dispuesta
a pedir que sea a tu lado.
Si así lo haces me subiré
a aquel corcel blanco y radiante
Donde un día nos compartimos
Y en el que viajamos hasta aquí,
hasta la cima más alta del mundo
Donde nadie pueda impedirme
ver el sol brillando sobre tu espalda
dormida en ese campo de nubes
que es esta cama donde escribo.
 
Pídemelo otra vez, pídeme que sea feliz,
Pero pídemelo muchas veces
Y no siempre a través de tu preciosa boca.
 Dibújalo en tus ojos que amo,
en esos que no lloran sino de felicidad
cuando hablamos mirándonos a la cara.
Si me lo pides así, me pondré mil disfraces
Hechos todos de ti, y abriré todas
Las ventanas de mi alma henchida
Para que solo tú puedas oír mi risa,
Esa que brota al son de los latidos
De tu corazón, que es el que yo tengo
Oculto y guardado bajo mi pecho,
Y que robé una noche – sin que lo vieras-
mientras hacíamos eso que vivimos
y que otros solo llaman amor.
 
Pídemelo otra vez… Pídeme que sea feliz,
Como esa noche eterna en la que te di
una semilla que guardaste dentro de ti
y que regaste con las lágrimas
que nadie te enseñó a sacar afuera.
A cambio, esa misma noche de los dos
yo me llevé el ritmo de tus latidos,
que son los que laten dentro de mí.
 
Pídemelo otra vez… Pídeme que sea feliz,
Pero hazlo mostrándome tu cuerpo de mujer
A través de la espuma que asoma
Por la superficie del mar antes de tirarme.
Pídemelo de nuevo… pídeme que sea feliz
Mientras tus dientes de sal se separan
Y abren la veda para la gran cacería
Donde el águila que guardo te cazará
Sin hacerte daño, y te devolverá
A ese nido del que no deberías salir nunca.
Pídemelo otra vez… pídeme que sea feliz
Mientras me ayudas a huir de la ceguera
Y me pierdo en el brillante haz de luz
Que es tu risa cuando me la prestas.
 
Pídemelo una última vez, amor mío
Pídeme que sea, ante todo feliz,
Pero pídemelo sonriendo,
Dispuesta a compartir dicha felicidad…
 
 
Nada podría hacerme más feliz que eso.
Anuncios

Autor:

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

4 comentarios sobre “QUE SEA FELIZ

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s