ME GUSTAN LAS POSDATAS

Siempre me gustó utilizar las posdatas en las cartas. Cuadno niño escribía muchas cartas… Algunas, incluso a mí mismo.
Con las posdatas intentas esconder lo que no eres capaz de decir a quien has mandado el mensaje.
Tras el clásico “querid@ tal” comienzas una retaila de frases – muchas sin sentido – en las que no dices nada claro. En ellas te limitas a deambular, a querer decir pero ocultar, a mirar pero desde lejos… Es en la postdata donde se esconde todo lo que realmente quieres decir pero no puedes, y es ahí donde hay que pararse, porque siempre habrá una coma mal puesta, un punto que falta… Algo que esconde más de lo que has creído leer en un principio.
 

Posdata: por eso me gustan las postdatas.

Un comentario

  1. Me pasa igual que a ti con las posdatas. Cuando escribo me da la impresión de que lo más importante no lo he dicho…
    Ah excelente la ilustración de Rebecca Dautremer. es de su libro de ilustraciones “Alicia en el pais de las maravillas”

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .