ESA BOTELLA CON ROSTRO

Cuando Juan abrió esa botella de Gran Reserva vino a mí ese olor tan característico. Al momento escaló hasta mi pituitaria haciendo que, a partir de entonces, todo fuera diferente en esa cena de amigos. De repente, sobre el elegante mantel, solo existía esa botella estilizada de fina cintura y largo cuello caoba de la que salieron dos piernas y dos brazos. 
Después, con su mismo caldo cobrizo se pintó una cara preciosa de eterna sonrisa soñadora. Cuanto más la miraba más ganas tenía de beber, y ella empezó a bailar, vistiéndose de terciopelo verde.
-Ya veréis qué vino más rico.
Mi amigo tenía razón. Ese vino tenía que estar delicioso. Solo con ver esa botella ya uno podía imaginar su sabor, y solo deseé que llegaran a mí todos sus matices y comunicarme con todas sus sensaciones…
No me atreví a beberlo. No me hacía falta…
Sin hacerlo ya “hacía verano”
 
Anuncios

Autor: josamotril

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

3 comentarios en “ESA BOTELLA CON ROSTRO”

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s