…Y ESE VERANO QUE LA RODEA Y LA VISTE (desvarío mental en forma de intento)

por fin le tocó a ella.
Era su turno,
en mitad del silencio,
donde siempre aparece.
Con cuidado echó su pelo atrás,
limpio como ella, y extendió su brazo
abriendo sus manos para mostrar
el pellizco de sus dedos.
 
Volvió a echarse el pelo atrás,
abrió bien los ojos y
rió fuertemente pero sin ruido,
como hacen los ángeles
mientras nos observan
desde las nubes.
 
Sonrió de nuevo
y siguió bailando esa danza
que yo imagino a diario,
proponiendo músicas que desconozco
pero que salen del tarareo
de sus labios abiertos.
 
Su mirada se cruzó con la mía,
y sus ojos derramaron
a drede sobre mí esa calma
que a ella ya pertenecía.
Se marchó de repente,
en mitad del baile,
justo cuando yo estaba a punto
de entrar en el lienzo.
Siempre lo hacía,
pero siempre regresaba.
Mientras, observando el lienzo
donde descansaba eterna,
me quedé absorto en esos
sus ropajes verdes…
Hasta que desaparecían,
dejándola desnuda de todo
lo que no fuera tan solo ella…
 
Ella…
 
Anuncios

Publicado por

josamotril

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

3 comentarios sobre “…Y ESE VERANO QUE LA RODEA Y LA VISTE (desvarío mental en forma de intento)”

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s