BESOS DE IDA

son tus labios,
cuando se abren,
un billete…
un billete de ida.
Solo de ida.image

Por eso siempre
que se alejan (se cierran)
me siento perdido,
en la soledad
de una estación
de la que no sé
cómo volver…

Ojalá, por una vez,
abrieras tus labios,
y los cerraras con un beso,
y me vendieras tus billetes
de ida y vuelta…

En ese momento magico
abriría los ojos cerrados
y haría uso de esos billetes…
pero solo del de ida.

De ese viaje
elegiría no volver…
¡Nunca!