SUEÑOS DE MAR

image

En los últimos – y primeros – doscientos días del año no hubo una sola noche en la que no soñara con entrar en ese mar que tanto le gustaba. Esa misma mañana se había bañado por fin, pero al despertar al día siguiente comprendió que seguía soñando con bañarse… Eso sí, en otro mar, en un mar con cara y espuma de mujer.
¡Hace verano!

Anuncios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s