Publicado en Uncategorized

EL SILENCIO DE LA NOCHE

image

Por la noche, antes de dormir, le gustaba salir a su terraza, mirar y no escuchar. Allí no había nada que oír. Todo era silencio y humo, y le gustaba el espectáculo. El problema era cuando entraba en su casa, se metía en su cama y observaba lo mismo: silencio y humo. Nada más. Por eso prefería estar fuera. Allí, al menos, tenía algo que ver y el silencio se iba con el humo que salía de las chimeneas.

Anuncios

Autor:

mi blog solo de relatos: http://josaliteraria.wordpress.com

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s