¿VUELAS?

image

Me gustaría que pudieras realizar ese sueño primigenio y tan contemporáneo de todos, el sueño de hacer que en el terreno virginal de tu espalda nacieran dos alas para poder volar…  Cuando pase no tengas miedo y, simplemente, déjate llevar y da tres o cuatro pasos… No más.  Después cierra los ojos, siente el aire sobre tu mejilla, y notarás cómo una mano amiga te empuja hacia arriba.  Cuando abras los ojos te verás nadando entre nubes y te sentirás ave que vuela o pez que nada.
Vive allí arriba tu momento y piensa que no es eterno, sino efímero – como todo lo bueno.
Yo te dejaré volar, me apartaré de tu lado, y sólo cuando quieras bajar llegará mi momento. Entonces, cuando tus alas vuelvan a liberar esa espalda que tanto me gusta, y tus pies se hagan ruedas mi cuerpo entero será tu pista de aterrizaje.
 
¿vuelas?