AQUELLA SIRENA DE PELO TRIGUEÑO

image

¿No es un milagro – o como quieras llamarlo – estar a cientos de kilómetros del mar y que, de repente, aparezca ante ti una playa azul, calmada, sin olas, sin marea, de agua rizada y rubia…? ¡Muy rubia! ¿Y no es mayor milagro sentir la brisa y los sonidos del rompeolas sabiendo que el mar está a más de tres sistemas montañosos de distancia? Pues eso… ¡Milagros!

1 Comment

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .