AUTORRETRATO DEL JOVEN LEONARDO, Y UNA ANÉCDOTA

El gran Leonardo Da Vinci era hijo ilegítimo, y una de sus primeras obras fue una estatua ecuestre de Ludovico Sforza, mecenas de su padre. La escultura no se llegó a fundir por una guerra entre Milán y Francia, pero su molde en arcilla fue elegido como la más bella escultura ecuestre. Al perder Milán la guerra, los soldados franceses la utilizaron para prácticas de tiro, destrozándola. Estaba claro que algunos no supieron valorar su arte.

 

2 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .