Desvaríos mentales de un verano que aún no se ha ido

image

Estaba feliz, comodo… Agusto. Estaba en la playa sólo, y no creía necesitar nada más. Había sol, sal, luz y agua. De pronto, de la nada,caminando con dificultad sobre las piedras candentes, nació la música entre el silencio del medio día…
Era una melodía diferente, sublime al oído, penetrantemente dulce al gusto, elegantemente inspiradora de sueños perversos, y morena… Muy morena.

4 comentarios

  1. me encanta leer estas cosas cortas cuando me enfado con el cretino de mi socio. Estas cosas son el cigarrillo que no me permiten fumar en esta puñetera oficina.

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .