DESVARIO MENTAL

image

me enteré de la huída que hiciste a mis espaldas, al igual que aquellos apuntes que hacías sin miedo alguno, muchos no faltos de razón, y siempre marcados por una herida que sangraba de los dedos que los escribían. Me enteré de tu huída y pensé en contigo marchar, en cerrar este puesto de helados con sabor a vainilla y fresa, ahora que el verano se marcha y que muchos de los niños que jugaban en esta playa se han marchado a su ciudad.
Eras tú uno de esos niños, el más descarado, el más incomprendido (También por mí) pero el más fiel a estas aguas saladas donde no sé si quiero dejar que se sigan bañando.
Esta playa surgió de una tormenta inesperada. Primero fue un lugar donde dejar morir las olas que yo mismo creaba… Ese era el objetivo. Sin más pretensiones.
Después fuisteis llegando los peces, después la brisa, y, finalmente los niños grandes, y vuestras risas y vuestras lágrimas fueron haciendo que esta playa se hiciera más y más grande hasta convertirse en el arrecife donde yo me escondía de la vida.
Al ver lo que este blog significaba para ti me he asustado, y me he sentido mezquino porque nunca valoré tu interés y tu cariño. ME QUEDO CON ÉL, CON TU ENORME CARIÑO, AHORA QUE TE HAS IDO SIN DECIR ADIÓS.
ADIÓS, AMIGO

2 comentarios

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .