Desvarío mental en torno a San Valentín

image

– feliz día de San Valentín, querido – dijo ella, acariciando la cara de él y despertándole con un suave beso en los labios. Él se despertó y disfrutó del tacto del cuerpo semidesnudo de su esposa. Pasó su mano por su trasero, por su espalda, y ella siguió besándole los labios con suavidad. Él, entonces, metió la mano en el sujetador e intentó jugar con sus turgencias
– ¿y si celebramos mejor San Calentín? – dijo sonriendo maliciosamente.
Ahí acabó el sueño. Ella se levantó rápidamente, malhumorada, diciendo que llegaba tarde al trabajo mientras él se quedaba sólo en la cama celebrando San Calcetín… El que ella le había metido en la boca.