defender a un amigo (nuestro Carlos)

imagejamás había visto tanta unanimidad en algo. Los niños del cole, los profes, los padres… Todos queremos a Carlos, y todos queremos que siga en nuestro cole. Carlos es la joya de esta corona pública que es el C.E.I.P. DUQUE DE RIVAS, DE SEVILLA LA NUEVA.

El ayuntamiento, una vez más, decide arreglar los problemas de los demás, creándoselos  a nuestro colegio, pero esta vez ha cometido el error de utilizar algo que estamos dispuestos a defender con uñas y dientes: nuestro conserje.

MAÑANA TODOS DESDE EL COLE HASTA EL AYUNTAMIENTO A LAS 4.30
SI ERES DEL DUQUE PREGUNTA A TUS HIJOS Y VERÁS POR QUÉ TIENES QUE ACOMPAÑARNOS

Y, SI PUEDES, PONLE A LOS NIÑOS UNA CAMISETA CON APOYO A CARLOS (QUE SE VEA BIEN CLARO)

DISCUSIÓN, DE PAUL ACKERMAN

Discussionme gustan las sombras, la penumbra, el matiz oscuro… Todo eso hace que esta gente parezca tristemente viva

İNAUGURADA EN GRANADA LA PLAZA EN HOMENAJE AL LÍDER DE THE CLASH

image

Se han cumplido diez años de la muerte de Joe Strummer, este hijo de diplomático de corazón “punk”, nacido por las circunstancias en Ankara (Turquía) y londinense de adopción, ha regresado de manera simbólica a la ciudad que amó y que descubrió atraído por la figura de Lorca. Y lo ha hecho en un sencillo y emotivo acto en el que Granada ha dado su nombre a una pequeña plaza ubicada en el corazón del Realejo, la antigua judería de la ciudad. Allí lo han recordado esta tarde su viuda, Lucinda Garland, y las dos hijas que tuvo con su primera mujer, Gaby Salter, que se han desplazado a Granada desde Inglaterra para asistir al homenaje junto a una nieta de corta edad del cantante. Rodeada de decenas de conocidos y admiradores de Strummer, su viuda se ha dirigido al público para agradecer el homenaje a Joe, que, cree, se habría apropiado “conscientemente o sin saberlo” de aquella frase del escritor británico Samuel Johnson, que decía: “Cada día que no conozco a una nueva persona es un día perdido”. Inglés, nubes, español, electricidad, gente, chupas de cuero, camisetas, una plaza ahora placeta de Joe Strummer a rebosar de sonrisas. Anécdotas, letras, canciones, guitarras, acordes, cinco micrófonos, una mesa de mezclas, cámaras de foto y de vídeo, móviles, Twitter, mucho Facebook, sentimientos, on/off, poesías y tipos currados, curtidos hasta la saciedad que se emocionan, se comen los mocos y hacen lo mejor que saben hacer que es lo único también que saben hacer: tirar de guitarra y cantar para alentar los demonios. Suena ‘’ I fought the law’; le sigue ‘Guns of Brixton’ y llega ‘Straight to hell’, ‘Directo al infierno’, una sinfonía musical que The Clash se inventaron en su elepé ‘Combat Rock’ que, en directo, los elevó a la calidad de músicos de primera fila. Y ano eran rebeldes y jóvenes. Eran buenos. Muy buenos. Previamente, rodeados de la Granada que no sale tanto a la calle sino es a los bares y ya mayormente a los parques y con sus hijos, una de las invitadas, su mujer, Lucinda, chapurreó en español que “Joe se habría apropiado de esta frase: ‘Cada día que no conozco una nueva persona es un día perdido y aquí en Granada conocí mucha gente e hice muchos amigos’. Quería a esta hermosa Granada, gracias por recordarle”, expresó emocionada. Muy emocionada porque una ciudad como Granada se haya echado en brazos de un tipo que él conoció entre los suyos. No podía haber elegido mejor la frase, la metáfora, la idea. Siguieron las intervenciones. Cortas y emocionantes, como una canción de los Clash. “No he preparado nada. Conocí a Joe en 1974 con 17 años y compartimos una casa durante tres años. Era el novio de mi hermana y el compañero musical de Richard (Dudansky, quien actuó de maestro de ceremonias). Nosotros, con nuestras pocas cosas que llevamos a inglaterra, sí llevamos un disco de Paco Ibáñez con la poesía de Machado y García Lorca. Él estaba interesado en cualquier cosa que oliera a revolución y libertad”.

DESVARÍO MENTAL NÚMERO 76

Vaho chicaLuci era una mujer feliz. Nada necesitaba, y, por tanto, nada buscaba. Pero un buen día – ¿o fue un mal día? – él apareció y Luci dejó de ser feliz…

HAGAMOS EL HUMOR: nota para mi ángel de la guarda

image

Pobre, mi ángel de la guarda… Cansado de mí ha preferido una vida eterna más tranquila y se ha ido a custodiar tumbas. Lo entiendo. La de sustos que te doy.