MIRAR CON LA BOCA

libro de relatos definitivo_3D4D0BF2_pic002BElla no se daba cuenta pero cada vez que él estaba a su lado, a solas, su boca se cerraba. No tenía explicación alguna, pero era así, tal cual. Ese hombre era incapaz de trasladar a su lengua todos los sonidos que dibujaba en su mente. Pero era precisamente así, cuando su boca estaba cerrada por el miedo, cuando más cosas le decía. Él hablaba con ella a través de sus apocados ojos, y ella, a veces, le respondía mirándole con su afrutada boca.

Anuncios

3 pensamientos en “MIRAR CON LA BOCA

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s