HACE VERANO CDII

image

Todos los días escribía una carta que sabía que no le podía enviar, y que no tenía que romper después… Eran sus propias lágrimas, al releerla, las que se encargaban de borrar las frases que siempre le ocultaría.