ÉRASE UNA VEZ UNA TERRIBLE FOTO QUE HIZO ESTE CUENTO

imageHubo una vez, hace mucho tiempo, un mundo en el que sus habitantes se creyeron dueños de él.
Y lo pensaban porque así se lo hicieron creer, ya que una vez cada cuatro años les montaban una fiesta que ellos creían suya, y en la que se pensaban con el poder de cambiar o no las cosas… ¡Ilusos ellos!
Ellos no lo sabían aún – aunque muchos lo sospecharan – pero ese mundo, en realidad, fue creado, mantenido, y dominado por el mismo patrón invisible, que, durante años y años prefirió permanecer en el visible anonimato, en ese lugar privilegiado desde el que hacía y deshacía todo mientras sus súbditos se creían ya fuera de la que llamaban Antigua Edad Media… ¡Ilusos ellos!
Hubo un día en el que el patrón se cansó de jugar con ellos, de darles y quitarles, de dejarles soñar, de verles creyéndose su cuento, y de imaginarles incluso felices… Ese día, cansado ya de sus personas-juguete inventó una cosa a la que llamó CRISIS. Los habitantes se acobardaron ante esa maldita palara que, en realidad, no era sino un capricho de ese patrón… ¡Ilusos ellos!
Los pobres habitantes de ese mundo, asustados, hicieron todo lo que el invisible patrón ordenó, sin rechistar, sin preocuparse por otra cosa que no fueran ellos mismos, y, sin importarles, que otros como ellos pudieran pasarlo mejor o peor… ¡Ilusos ellos!
Ese era el poder verdadero de ese patrón… Siempre supo mantenerlos a raya y, sobre todo, desunidos.¿Que cómo lo hizo? Pues fue más fácil de lo que él mismo pensó. Un día decidió inventar los partidos políticos, que, lejos de unirles a todos – como en teoría estaban pensados – hacían que los habitantes se pelearan entre sí, defendiendo siempre los intereses, no suyos sino los del partido; y todo, sólo por el hecho de que el contrario no tuviera la mayoría siempre deseada… ¡Ilusos ellos!
En realidad al patrón le daba igual esa mayoría – fuera de quien fuera – porque esos que los habitantes decidían que velaran por sus sueños, no eran sino peones que él ponía a su antojo… Al igual que los quitaba si alguno osaba a regalar más sueños de los permitidos.
Pero a los habitantes eso le daba igual porque, si alguno de esos que llamaban presidentes intentaba algo que el patrón no quería, ellos mismos – los propios habitantes – se encargaban de quitarlo del medio… ¡Ilusos ellos!
Cansado de tanto juego, y cansado también de tantas crisis, el patrón decidió acabar con todo. Fue entonces cuando dio la cara, cuando se mostró tal y como era, y cuando dejó claro a todos los habitantes que ya no les necesitaba. Entonces el mundo empezó a caer poco a poco, muy poco a poco, para mayor satisfacción del siniestro personaje, hasta que al final todo fue destruido… Todo menos su enorme palacio hecho de vanidad.
Los habitantes, sus casas, y sus sueños, desaparecieron todos, mientras el patrón buscaba un nuevo juguete para divertirse… ¡Ilusos ellos!

6 comentarios

  1. muy bueno Ignacio. EStos rojos se creen que escribiend cuatro idioteces blandurrengues nos van a convencer a los demás de sus demagogias

    Me gusta

  2. Ignacio y Anónimo, ¿Qué os pasa?¿Os dais por aludidos? ¿Tenéis ya un kilo y medio? Ah! Que lo queréis tener y se os ve el plumero. Venga que con un poco de suerte la gente despierta y os ponemos a currar por 600 pavos mil horas .
    Avariciosetes…
    P.d.: lo de Anónimo incomprensible…convencer de demagogias? Me parto de la escusa para insultar.

    Bonito blog, hace falta más gente como tu querido bloguero. Eres un gran testigo. 

    Me gusta

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .