HACE VERANO

wpid-wpid-img_73793246026678.jpegCuando te miro comprendo el sentido de muchas cosas… Su porqué… Aunque muchas de esas cosas parezca que nada tengan que ver contigo.
Me pasa, por ejemplo, con las normas. Estoy convencido de que, al igual que tu cuerpo, se hicieron, sin duda alguna, con el único objetivo de “darse el gustazo” de saltárselas.

11-M

No recuerdo qué día fue, ni que mes – sí qué año – en el que dejé de creer en Dios, y en esa religión que me había acompañado durante mi infancia. En cambio sí que recuerdo perfectametne el día, el mes, y el año, en el que dejé de creer en la BUENÍSIMA FE de la mayoría de los políticos, que, por tal de no perder unas elecciones, fueron capaces de jugar con el dolor de sus ciudadanos.

Estar equivocados – o no – era comprensible. Todos, de una manera u otra lo estamos… La mala fe – a sabiendas – no.

AMOR EN LA ÉPOCA DEL INSTI

image

En esa época, cuando la miraba a la cara, no comprendía nada. Sólo sabía – y era lo que más le enamoraba – que su belleza nada tenía que ver con eso que decían los libros de poesía, o los discos de baladas…

HACES VERANO

image

Había, en cada poema que él escribía, una voz que él quería que ella oyera, pero que nunca le susurraría; una caricia que deseaba que ella sintiera, pero que jamás rozaría; y un beso que se moría por darle, pero que sabía que ella jamás querría darle.
Por eso era él poeta…
Por ella…
Por amor…
¡Y por cobarde!

¡Pisar con cuidado!

Empieza a oler a primavera…Ya mismo desaparecen los incómodos abrigos que nunca deberíamos llevar, y las mangas que delimitan nuestros movimientos de libertad… Empieza a oler a primavera y nos sentimos más libres, con deseos de encontrarnos de nuevo con la naturaleza. Las casas nos ahogan y apetece salir a la calle en busca de todo lo que representa la naturaleza para los jóvenes. ¿Hay algo que represente más naturaleza que un cuerpo que no sea el tuyo…?
Disfrutemos de los paseos, de las escaladas, de los senderos, de las montañas, de los campos, de la playa, de los ríos, de los cuerpos… Pero como todo paisaje, o parque, o montaña, o mar, hay que respetarlo y no dañarlo… ¡Pisar con cuidado!

HACE VERANO

image

Cuidado con tus sonrisas rojizas… Yo ya no veo en ellas sólo signos de felicidad. Tú no sonríes… Lo que tú haces no es sino dejar escapar besos de agua en los que uno se quisiera baňar, besos de esos que siempre se sueñan pero que nunca se reciben estando despierto…