HACES VERANO

image

Había, en cada poema que él escribía, una voz que él quería que ella oyera, pero que nunca le susurraría; una caricia que deseaba que ella sintiera, pero que jamás rozaría; y un beso que se moría por darle, pero que sabía que ella jamás querría darle.
Por eso era él poeta…
Por ella…
Por amor…
¡Y por cobarde!

DEJA TU COMENTARIO (bueno o malo)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .