LA INFELIZ

image

Ya de niňa le dijeron que tuviera cuidado porque el almacén de la felicidad se agotaba si abusaba del género, si lo descuidaba, si lo despilfarraba… Por miedo, y por no agotarla, buscó no ser tan feliz como hubiera podido ser. Y no sólo lo buscó, sino que lo consiguió

La chica verano

image
Siempre imagimó que sus palabras de amistad terminaban poniéndose el disfraz del amor… Siempre deseó que sus susurros más íntimos fueran regalos de placer… Siempre que ella abría la boca y sonreía sonaban las notas arrancadas a un piano

PARA LOS QUE PIENSAN QUE LOS BLANCOS TIENEN QUE ESTAR CON LOS BLANCOS, Y LOS NEGROS CON LOS NEGROS…

wpid-wp-1400791299998.jpeg
…Yo creo que eso está bien para los calcetines.

EL VERANO

image

Sólo un niño es capaz de permenecer, horas y horas, tumbado en “el rebalaje”, hablando con las  olas,  y soñando con ser el gran capitán; es decir, ser el último en abandonar el barco de su dicha… Esa que siempre acude a su cita todos los veranos.

QUE NO FUERA UN SUEÑO…

image

Estar a solas con ella, sin nadie más.
Que llegara a esa habitación blanca, de cama blanca.
Que sonara el silencio. Si acaso un piano.
Que no dijera nada, y que entrara.
Cerrar los ojos antes de cerrar la puerta.
Oler su perfume mientras se adentra.
Seguirla hasta la cama y observarla.
Que ella se tomara la copa de vino que le sirviera.
Que brindara con él nerviosa, en silencio, sin saber qué decir.
Que chocaran las copas y sonrieran.
Que se echara sobre esa cama, con su cara sobre su mano, y su codo sobre la cama.
Que se miraran en silencio, sin miedo, haciéndolo desaparecer.
Que hablaran los silencios y se dijeran lo que sabían.
Que hablaran de lo imposible de todo eso que había entre ellos.
Pero reconocer que ese “eso” existía y ahí estaba.
¡Que lo hicieran! ¡Que pudieran hablar de lo que sentían!
Que hablaran de sus miedos, de lo imposible de lo suyo, de todo…
Y, finalmente, que hicieran eso que ambos deseaban.
Que se besaran una vez, que se desnudaran, que se bebieran.
Y lo mejor de todo…
Que él despertara por fin después, y ella estuviera allí…
Que no hubiera sido otro maravilloso sueño.

EL BARCO HUNDIDO QUE PUEDES VISITAR FUERA DEL MAR

image

Eduard Bohlen
Por qué: Recuerdo muy presente del poder del mar
Dónde: Namibia

No te engañes. El que no tengas que bucear no quiere decir que el acceso sea fácil. El fotógrafo Christian Ghammachi comenta: “Es casi imposible alcanzarlo y normalmente sólo se puede volar por encima. Hace falta un permiso para ir y un guía con un vehículo especial.”

Los restos del barco se yerguen, desde 1909, entre la niebla de la Costa de los Esqueletos de Namibia, en su famoso cementerio de barcos. Ahora está a 800m en el interior, lejos del mar, en una zona tomada por asalto por el desierto, un recuerdo pugnaz de la vulnerabilidad del hombre frente al mar

Aquellas miradas de antaňo

image

Lo bueno de todos esos besos que aún no se habían dado es que seguían ahí, entre sus ojos, esperando a que volvieran a encontrarse en aquellas miradas… Esas que sólo ellos sabían que existían.